Samper Hernández: Estudio sociolingüístico de los mecanismos atenuantes utilizados en entrevistas semidirigidas de Las Palmas de Gran Canaria1



Introducción

El propósito fundamental de este artículo es ofrecer una relación detallada de los recursos lingüísticos y paralingüísticos de atenuación utilizados en 18 entrevistas semiformales pertenecientes al corpus PRESEEA de Las Palmas de Gran Canaria. Además de abordar el uso de estos mecanismos de manera general, se atenderá a su mayor o menor presencia según las principales variables sociales contempladas en el proyecto coordinado: nivel de instrucción, edad y sexo. Se trata, por tanto, de un estudio que adopta una perspectiva sociolingüística, con datos eminentemente cuantitativos sobre las tácticas empleadas. Asimismo, en consonancia con el propósito comparativo que caracteriza al proyecto en el que se inserta, se confrontarán algunos de nuestros resultados con los obtenidos en otras comunidades de habla que disponen de estudios sobre corpus paralelos.

La presente investigación aborda aspectos novedosos en relación con una serie de trabajos previos (Samper Hernández, 2013, 2017, 2018) que han puesto el foco sobre la categoría pragmática de la atenuación en el español de Las Palmas de Gran Canaria. Pese a la proliferación, en los últimos años, de investigaciones sobre la estrategia atenuadora a nivel nacional e internacional (véanse, como ejemplos, las publicaciones monográficas de Mihatsch & Albelda (2016), Albelda & Mihatsch, (2017)), los citados son los únicos estudios que se han realizado sobre el español isleño. Más específicamente, esta aportación completa el análisis sociolingüístico realizado en Samper Hernández (2017). En él se ofrecían los datos cuantitativos acerca del número de actos con atenuación y de la cantidad de recursos empleados para mitigar el contenido proposicional o la fuerza ilocutiva de los enunciados; en el presente artículo, como se ha dicho, se describirán las tácticas concretas que los hablantes palmenses utilizan y se prestará una especial atención a aquellas que resultan más frecuentes, tanto de manera general como según los diferentes condicionantes sociales.

El análisis sociolingüístico de la atenuación en un género discursivo de tipo transaccional, como son las entrevistas recogidas en los corpus PRESEEA, constituye una de las líneas de investigación del proyecto panhispánico y permite comparar los resultados de este trabajo con aquellos que han abordado este mismo tema en otras comunidades de habla. Hoy en día se dispone ya de datos procedentes de ambas orillas del Atlántico: en España se han realizado estudios sobre Madrid (Molina, 2005, 2015; Cestero, 2015, 2017), Valencia (Albelda, 2011, 2018) y Granada (Montoro, 2014; Béjar, 2015), además de los citados sobre Las Palmas de Gran Canaria; en el continente americano existen trabajos sobre Puebla (Palacios, 2017), Barranquilla (Torres & Rodríguez, 2017), Monterrey (Flores, 2016) o Santiago de Chile (Guerrero, en prensa). Asimismo, recientemente se acaba de publicar un amplio estudio comparativo de la atenuación en cuatro comunidades de habla hispánicas: Madrid-Vallecas, Valencia, Santiago de Chile y Las Palmas de Gran Canaria (Cestero, Albelda, Guerrero & Samper Hernández, 2020). Sin duda, al igual que sucede en el caso de otros fenómenos lingüísticos y pragmáticos, se pueden esperar datos de gran interés a partir del análisis de la atenuación en una modalidad como la canaria, que, de acuerdo con muchos estudios previos, ocupa una posición intermedia entre las variedades peninsulares y las americanas. Recordemos, en este sentido, las palabras de Moreno (2009: 185): “El español de Canarias es el más americano de las variedades de España y la versión más española del español de América”.

El trabajo se estructura en los siguientes apartados: en primer lugar, se encuentra un marco teórico que, tras esta introducción, persigue ahondar en el objeto de estudio y la posición que ocupa en el ámbito de la investigación lingüística; a continuación, se detalla la metodología empleada en el análisis, tanto en lo que se refiere al corpus utilizado como al procedimiento seguido en el reconocimiento de los actos atenuados y de los recursos atenuadores; en tercer lugar, se exponen, analizan y discuten los resultados obtenidos; finalmente, se recogen las conclusiones más relevantes de la investigación y, por supuesto, las referencias bibliográficas citadas a lo largo del artículo.

1. Marco teórico

De acuerdo con Briz y Albelda (2013: 292), consideran la atenuación como:

“una actividad argumentativa (retórica) estratégica de minimización de la fuerza ilocutiva y del papel de los participantes en la enunciación para lograr llegar con éxito a la meta prevista”.

Podemos decir también, siguiendo a Briz (2007), que la atenuación es una estrategia que consiste en acercarse al otro mediante el distanciamiento con respecto al mensaje: el hablante se aleja del mensaje para acercarse o, al menos, para no alejarse del otro. La mitigación de la fuerza ilocutiva del acto de habla está destinada a lograr unos fines determinados, que en la inmensa mayoría de los casos -o en todos- tienen que ver con la imagen, ya sea la propia o la ajena (Albelda, 2016). Distinguimos, como Briz (2007) y Haverkate (1994), entre otros, dos niveles de incidencia de la atenuación: el dictum y el modus. De acuerdo con este planteamiento, la atenuación puede considerarse semántico-pragmática cuando afecta a lo dicho e indirectamente al decir (al modus, fuerza ilocutiva), y pragmática cuando afecta directamente al decir (Briz, 2007). Queremos subrayar, finalmente, la relación que existe entre atenuación y cortesía, dos conceptos independientes que han sido erróneamente asociados de manera biunívoca en muchas ocasiones: “Como hecho social, la atenuación es una estrategia de acercamiento a veces cortés” (Briz & Albelda, 2013: 293).

Como se ha dicho anteriormente, en los últimos años los estudios sobre la atenuación han proliferado, de manera que esta estrategia ha sido abordada desde muy diferentes perspectivas, de las que ahora destacaremos solamente algunas. Entre otros, han sido muy frecuentes los análisis pragmáticos y sociopragmáticos de ciertos recursos o grupos de recursos mitigadores (por ejemplo, Contreras, 2018; Soler, 2018; Villalba, 2018; Flores, 2019; Repede & León-Castro, 2019). También se han realizado estudios de tipo contrastivo entre diferentes lenguas (como los de Contreras, 2018). Del mismo modo, existen numerosos trabajos que han abordado el empleo de la estrategia atenuadora en distintos géneros discursivos, entre los que tenemos que destacar los que se centran en la conversación coloquial (Barros, 2017; Douglas, Soler & Vuoto, 2018, entre muchos otros), pero igualmente los que parten de géneros de mayor distancia comunicativa (como los de Estellés, 2013; Villalba, 2016; Acín, 2017; Chao, 2018), en los que, en principio, se espera un mayor uso de la estrategia (Briz & Albelda, 2013); resultan de especial interés, por supuesto, aquellos trabajos que contrastan el empleo de la atenuación en contextos de mayor y menor inmediatez comunicativa (por ejemplo, Estellés & Cabedo, 2017-2018; Kern & Villalba, 2017).

El tema desarrollado en el presente artículo entronca específicamente con una perspectiva de estudio que no ha sido incluida entre las anteriores, pero que ya cuenta con destacadas aportaciones. Se trata del análisis sociolingüístico, variacionista, de la atenuación, a partir de un género discursivo de menor inmediatez comunicativa que la conversación coloquial: la entrevista semidirigida. En concreto, podemos ubicar este trabajo entre los que parten de las grabaciones recogidas en el Proyecto para el estudio sociolingüístico del español de España y de América (PRESEEA), dentro del cual se contemplan distintos aspectos de la investigación lingüística: fónicos, léxico-semánticos, morfosintácticos y, como en el caso que hoy nos ocupa, pragmático-discursivos. Todos los equipos trabajan de una manera coordinada, con lo que se asegura la homogeneidad entre los estudios publicados dentro del proyecto, y parten de unos presupuestos manifiestamente sociolingüísticos, especialmente enraizados en el variacionismo laboviano.

Aunque existe alguna publicación anterior (Molina, 2005), el tratamiento de la atenuación dentro del proyecto PRESEEA comienza ‘oficialmente’ en el año 2010, cuando se crea el grupo de investigación correspondiente2. Desde entonces, los análisis han proliferado y en la actualidad, como ya se ha comentado en el apartado introductorio de este artículo, se cuenta con trabajos sociolingüísticos sobre este aspecto en los materiales de PRESEEA en varias comunidades tanto españolas como hispanoamericanas: en España encontramos estudios sobre Madrid -especialmente el distrito de Vallecas (Cestero, 2011, 2012, 2015, 2017), pero también el Barrio de Salamanca (Molina, 2005, 2015)-, Valencia (Albelda, 2011, 2012, 2013, 2018), Las Palmas de Gran Canaria (Samper Hernández, 2013, 2017, 2018) y Granada (Montoro, 2014; Béjar, 2015). En América la investigación más amplia desde el punto de vista sociolingüístico es la de Santiago de Chile (Guerrero, en prensa). Indudable interés revisten los trabajos comparativos, como los que han realizado Cestero y Albelda (2012), Albelda y Briz (2010), o el de Cestero et al. (2020), que tiene en cuenta cuatro de las comunidades citadas: Madrid-Vallecas y Valencia como representantes del español centro-norteño (en comunidades monolingües y bilingües, respectivamente), Santiago de Chile como reflejo de una variedad hispanoamericana y Las Palmas de Gran Canaria como puente entre ambos lados del Atlántico.

Como afirman Briz y Albelda (2013: 292), la atenuación es mayoritariamente “utilizada en contextos situacionales de menos inmediatez o que requieren o se desea presenten menos inmediatez comunicativa”, de manera que los materiales de PRESEEA, compuestos por entrevistas semidirigidas con grabadora a la vista, se convierten en instrumentos de gran utilidad para observar el empleo de esta estrategia en un género discursivo conversacional pero no coloquial. El deseo de confrontar el uso de los mecanismos atenuadores en este tipo de intercambios de carácter fundamentalmente transaccional con el que se produce en la conversación espontánea (eminentemente interpersonal) ha dado ya algunos frutos, como son las aportaciones de Estellés y Cabedo (2017-2018) o Flores (2017). Es nuestra intención, en un futuro próximo, llevar a cabo esta misma comparación también en Las Palmas de Gran Canaria, de manera que se obtenga una visión global del empleo de la atenuación en la conversación (más o menos espontánea) de los hablantes palmenses.

2. Marco metodológico

Para estudiar los recursos de atenuación utilizados por los hablantes palmenses se ha partido de una muestra conformada por 18 entrevistas semiformales, del total de las 72 que fueron recogidas por el equipo de Las Palmas en el marco del proyecto PRESEEA. Los informantes aparecen distribuidos de manera uniforme entre las diferentes variables independientes que se han tenido en cuenta para el análisis: hay 6 hablantes de cada generación (la primera entre los 20 y los 34 años, la segunda entre los 35 y los 54, y la tercera a partir de los 55); 9 de los sujetos son mujeres y otros 9 son hombres; con respecto a la variación diastrática, hay que recordar que el PRESEEA atiende únicamente al nivel de instrucción de los informantes (considerado por algunos sociolingüistas (Silva-Corvalán & Enrique-Arias, 2017) como el factor que mejor predice las características lingüísticas de la muestra, por encima del resto de los que conforman el condicionante sociocultural en el modelo multidimensional laboviano), por lo que encontramos 6 hablantes con formación universitaria, 6 con estudios medios y 6 con estudios primarios.

El corpus analizado abarca 9 horas de grabación, suma de los 30 minutos seleccionados en cada una de las 18 entrevistas. Todos los análisis comienzan sobre el minuto 10 y terminan alrededor del 40, con el objetivo principal de recoger la parte más significativa del discurso de los informantes, pero también con el propósito de facilitar la labor comparativa con los demás equipos que se dedican al estudio de la atenuación dentro de PRESEEA y que han adoptado esta misma convención. La uniformidad metodológica y, por lo tanto, la fiabilidad comparativa, se pone de manifiesto, asimismo, en el hecho de que todas las entrevistas incluyen diversas secuencias discursivas. En nuestro corpus se encuentran en el intervalo de tiempo seleccionado fragmentos narrativos, descriptivos, expositivos y argumentativos. En aras también de la uniformidad metodológica con anteriores publicaciones dentro de PRESEEA, así como con otras que abordan el estudio de la atenuación desde diversos puntos de vista, se ha tomado como unidad de análisis el acto de habla, concebido como una unidad estructural monológica, jerárquicamente inferior a la intervención, de la que es su constituyente inmediato; asimismo, es la mínima unidad de acción e intención, que posee las propiedades de aislabilidad e identificabilidad en un contexto dado (Grupo Val.Es.Co., 2014).

Para la determinación de las funciones y de los recursos lingüísticos que utilizan nuestros informantes para atenuar se ha partido de la ficha propuesta por Albelda, Briz, Cestero, Kotwica y Villalba (2014), que representa el vínculo entre dos perspectivas de análisis fundamentales en la investigación lingüística contemporánea: la sociolingüística y la pragmática. Indudablemente, la interrelación entre ambas perspectivas lleva a un necesario enriquecimiento de las investigaciones sobre la atenuación. Para llegar al recuento de las funciones y mecanismos mitigadores se ha llevado a cabo, en primer lugar, el pertinente análisis cualitativo de la muestra, con la consideración de los contextos interaccionales general y concreto (Albelda et al., 2014), de manera que se han distinguido aquellos casos en los que realmente existía voluntad atenuadora de otros en los que no se percibe tal finalidad. Obsérvese el contraste en el uso del verbo ‘creer’ entre los fragmentos (1) y (2), ambos pertenecientes a un mismo informante de nuestro corpus3:

(1) y el colegio:/ pues nada/ yo creo que bonito no es (LP04H13)

(2) yo fui allí creo que con quince años/ si no recuerdo mal// y había una/ tenían una hija de quince/ otra de diecisiete/ otra de diecinueve/ otra de veintiuno/ y otra de veintitrés (1”) ¿sabes? (LP04H13)

En (1) el hablante se refiere a su colegio de la infancia, con el que sigue vinculado en cierta manera, y que, además, es también el de la encuestadora; es clara, pues, la voluntad que existe de no ser tajante, de minimizar su compromiso con lo dicho, algo que se refuerza mediante el empleo de una lítote a continuación (‘bonito no es’). En (2), sin embargo, no existe motivo alguno que haga pensar en otra cosa que en la duda real del emisor al recordar la edad que tenía cuando realizó una estancia de intercambio en el extranjero, de manera que ni ‘creo’, ni la estructura condicional incidental (‘si no recuerdo mal’), ni el apéndice confirmativo final (‘¿sabes?’) se han contabilizado como recursos atenuadores.

Una vez definidos los mecanismos utilizados en los diferentes actos de habla que presentan atenuación, se ha procedido al análisis estadístico de los resultados mediante el programa IBM SPSS 26. Para valorar la independencia entre variables categóricas se han utilizado la prueba de chi-cuadrado y el coeficiente de correlación de Spearman. Se han considerado resultados significativos si p<0,05.

3. Resultados

3.1 Funciones y recursos generales de atenuación. Comparación con otras comunidades de habla

En el análisis de las 9 horas de grabación seleccionadas se han encontrado 538 actos de habla con atenuación y un total de 915 recursos atenuantes. La función absolutamente predominante es la autoprotección de la imagen (76%). Le siguen ya de lejos la función preventiva, que aparece ante una potencial amenaza a la imagen, sobre todo, de una tercera persona (19,7%) y, por último, la función reparadora de imagen, que aparece tan solo en el 4,3% de los ejemplos.

Gráfico 1

Funciones de la atenuación.

0718-0934-signos-53-104-910-gch1.png

La autoprotección de la imagen la encontramos en casos como (3), en el que el entrevistado contrasta la enseñanza pública y privada de su juventud y emplea sufijos diminutivos y difusores significativos que minimizan el contenido proposicional del acto de habla y, con ello, su fuerza ilocutiva. Existe una voluntad clara de ser ‘políticamente correcto’ al expresar una opinión que podría resultar clasista:

(3) el el instituto era mucho más:/ justito y flojito digamos en: en lo que se refiere a la enseñanza// (LP10H23)

o también como (4), en el que un hablante joven habla sobre un hecho que ocurrió en un viaje de fin de curso y utiliza diminutivos, difusores, justificaciones y mecanismos impersonalizadores para proteger la imagen propia y de sus compañeros:

(4) salimo:s a tomar unas copillas y tal/ (ts)/ y como éramo:s chiquillos/ todavía// pue:s desde que uno se tomaba dos copas ya estaba uno: loco [de la cabeza] (LP28H12)

La función preventiva aparece mayoritariamente, como se ha apuntado, con el fin de proteger la imagen de una tercera persona. En el ejemplo (5) podemos ver cómo una madre previene la amenaza a la imagen de su hijo mediante el uso de diminutivos, cuantificadores minimizadores y difusores del significado:

(5) me dice pue:s que sí/ que lo nota un poquito más alborotado:/ como que quiere llamar un poquito más la atención// (ts) cosa que a lo mejor antes no hacía (LP55M11)

Se han hallado también 23 casos de la función reparadora. En el ejemplo (6), una empleada intenta restablecer la relación de respeto que debe existir entre ella y su jefa, tras haber afirmado que ve a esta última prácticamente de igual a igual:

(6) I: la jefa no es como una jefa/ es como una/ una compañera más/

  • E: sí/

  • I: siempre y cuando:/ por ejemplo yo// o sea guardo las distancias/ o sea yo sé hasta dónde puedo llegar y hasta dónde no/ (LP55M11)

El predominio de la función autoprotectora coincide en prácticamente todos los trabajos que se han realizado a partir de las entrevistas semidirigidas de PRESEEA (Béjar, 2015; Cestero, 2017; Albelda, 2018; Guerrero, en prensa), lo que permite en principio corroborar la importancia del género discursivo en este aspecto. En el Gráfico 2 podemos observar cómo la frecuencia va descendiendo progresivamente desde esta función hasta la reparadora en Madrid-Vallecas, Santiago de Chile, Las Palmas y Valencia, si bien es cierto que en esta última comunidad de habla los porcentajes de la autoprotección y la prevención resultan más cercanos (existe solo un 10,7% de diferencia entre ambos). Se trata de un resultado llamativo, que podría estar relacionado con la mayor distancia comunicativa que caracteriza a las entrevistas del corpus PRESEVAL. Por otro lado, es perceptible la mayor cercanía de los perfiles de Las Palmas y Santiago de Chile: en las dos comunidades el descenso desde la función autoprotectora hasta la preventiva es mucho mayor que en las dos ciudades peninsulares. Vemos que Las Palmas estaría, como en otros casos (Samper Padilla & Samper Hernández, 2020), en un lugar intermedio entre el español de España y el español de América, si bien más cerca de este último.

Gráfico 2

Funciones de la atenuación en cuatro comunidades de habla.

0718-0934-signos-53-104-910-gch2.png

Antes de exponer los recursos concretos utilizados por los hablantes palmenses, parece interesante contemplar qué tipo de mitigación (Briz, 2007) se encuentra más frecuentemente: la que se realiza por medio de procedimientos proposicionales (sobre todo modificadores externos e internos, lítotes y eufemismos), con lo que el atenuante incide directamente sobre algún elemento del enunciado (del dictum) e indirectamente sobre la fuerza ilocutiva -como sucede en los ejemplos (3) y (5)-, la que afecta exclusivamente a la enunciación (al modus) -es el caso de (6)- o la que combina tácticas de ambos tipos -como se aprecia en (4)-.

En Las Palmas, en la mayoría de los casos encontrados (61,3%) la atenuación incide directamente sobre la fuerza ilocutiva. Por otro lado, los porcentajes de actos con recursos que afectan a lo dicho y los que combinan ambos tipos de mecanismos están muy cercanos desde el punto de vista cuantitativo (20,1% y 18,6%, respectivamente). Son resultados que están en consonancia con los hallados en las otras comunidades analizadas dentro de PRESEEA (Cestero et al., 2020):

Gráfico 3

Tipos de atenuación en cuatro comunidades de habla.

0718-0934-signos-53-104-910-gch3.jpg

Nuevamente hay que señalar que el comportamiento de Las Palmas está más cerca del de la comunidad americana: en Valencia es mayor la atenuación del modus, mientras que en Madrid-Vallecas la combinación de mecanismos de ambos tipos supera el 35%, algo que puede deberse, ciertamente, a que en esta comunidad se dan con frecuencia dos, tres o incluso cuatro recursos por acto atenuado (Cestero, 2015; Cestero et al., 2020).

En la Tabla 1 se recogen los 21 recursos de atenuación establecidos por Albelda et al. (2014), ordenados según la frecuencia de aparición en el corpus palmense:

Tabla 1

Recursos de atenuación ordenados según frecuencia.

Recursos N %
Modificadores externos 134 14,6
Justificaciones o excusas 92 10
Expresiones más suaves 69 7,5
Sufijos (diminutivos) 65 7,1
Reformulación 63 6,9
Elementos de control de contacto 62 6,8
Impersonalizaciones 61 6,7
Elementos paralingüísticos, prosódicos y gestuales 61 6,7
Aserciones como probabilidad/duda 50 5,5
Concesividad 50 5,5
Partículas evidenciales 49 5,4
Acotación de la opinión 48 5,2
Elipsis de la conclusión 39 4,3
Estructuras condicionales, concesivas o temporales 19 2,1
Fingimiento de ignorancia 17 1,9
Impersonalizaciones mediante el estilo directo 16 1,7
Formas de tratamiento y fórmulas apelativas 10 1,1
Tiempos verbales 6 0,7
Disculpas 4 0,4
Extranjerismos 0 --
Peticiones indirectas 0 --
TOTAL 915 100

Como se puede comprobar, los informantes de Las Palmas de Gran Canaria emplean con más frecuencia, sobre todo, los modificadores externos, seguidos a cierta distancia, por las justificaciones o excusas, las expresiones más suaves (lítotes o eufemismos), los sufijos (diminutivos, casi en exclusividad), la reformulación, los elementos de control del contacto (‘¿no?’, ‘¿sabes?’, ‘¿me entiendes?’) y los elementos paralingüísticos, prosódicos y gestuales (fundamentalmente las risas). Los primeros cuatro recursos, que se ejemplifican a continuación, suman el 39,2% de los casos registrados en nuestro corpus.

Entre los modificadores externos, son especialmente abundantes los cuantificadores minimizadores, que aparecen unidos en muchas ocasiones a los sufijos diminutivos (‘un poquito’, ‘un poquillo’…), como sucede en (7), donde estos dos mecanismos se combinan también con el recurso a la risa:

(7) entonces/ yo soy un poquillo maniática// yo reconozco (risas) (LP63M21)

Además de minimizadores, también encontramos una gran cantidad de difusores del significado entre estos modificadores externos:

(8) y la mía era (1”) pues una casa: (m:)// (m:) (ts) como muy alegre tenía mucha luz (LP13M23)

Las justificaciones o excusas más habituales siguen el patrón de (9), donde un chico joven habla de un viaje turístico que hizo con su madre y otras personas mayores, e intenta salvaguardar su imagen ante lo que se puede considerar una actividad poco propia de su edad:

(9) y fuimos a montón de iglesias/ que son religiosas ellas (LP49H11)

No son tan frecuentes las justificaciones del decir, aunque vemos algunos ejemplos como (10), en el que el mismo informante se refiere a su propio barrio:

(10) es un barrio:// un barrio bajo/ como se suele decir/ (LP49H11)

En lo que respecta al empleo de expresiones más suaves, predominan en nuestro corpus las lítotes sobre los eufemismos, y en el 30,4% de los casos -muy por encima del 17,3% de los datos generales- cumplen la función de prevenir una amenaza a la imagen de otros, como sucede claramente en (11):

(11) porque claro/ el empleado que tengo tampoco es muy:/ muy listo/ (LP34H22)

Por último, el uso de modificadores internos se limita fundamentalmente a las formas diminutivas. Además de los casos de combinación con cuantificadores minimizadores que encontramos en (5) o (7), se hallan otros ejemplos como (12), que se unen a los ya contemplados en (3) y (4):

(12) (ts) lo que pasa que el hermano ahora está en la:/ en la etapa esa de celillos también// y hace muchas cosas por llamar la atención/ cosas que quizás/ no hacía antes (LP55M11)

Algunos de los recursos más utilizados coinciden con los hallados en Madrid, Valencia o Santiago de Chile (Cestero et al., 2020), aunque en ningún caso el mecanismo más frecuente ha sido el mismo, tal como se aprecia en la Tabla 2:

Tabla 2

Recursos más frecuentes en cuatro comunidades de habla.

Comunidad de habla Recurso atenuante más frecuente
Madrid-Vallecas Elementos paralingüísticos
Las Palmas Modificadores externos
Santiago de Chile Justificaciones
Valencia Marcadores de franqueza u objetividad

Los modificadores externos aparecen en tercer lugar en Madrid, en el séptimo en Santiago de Chile y en el noveno en Valencia. Los elementos paralingüísticos, que constituyen el recurso más frecuente en Madrid, no aparecen hasta la octava posición en el corpus palmense y los marcadores de franqueza y objetividad, tan frecuentes en Valencia, hasta el undécimo. Mayor cercanía encontramos, una vez más, con Santiago de Chile, ya que la recurrencia a las justificaciones y excusas como mecanismo atenuante ocupan en Las Palmas (también en Valencia) la segunda posición. Podemos afirmar, pues, que se trata de una táctica considerablemente generalizada en el mundo hispánico, si bien es cierto que en Madrid no figura hasta el noveno lugar de la lista (Cestero et al., 2020).

Una de las primeras conclusiones que se pueden extraer del análisis de los datos palmenses es la elevada frecuencia con que aparecen los recursos que inciden directamente sobre el contenido proposicional de los enunciados (e indirectamente, sobre la fuerza ilocutiva del acto de habla): los modificadores externos, las expresiones más suaves y los modificadores internos son tres de los cuatro mecanismos más frecuentes. Se trata de una característica diferencial con respecto a Madrid, Santiago de Chile y Valencia (Cestero et al., 2020), que presentan porcentajes mucho más bajos en el uso de los diminutivos y de los mecanismos de selección léxica (en Santiago de Chile esta última táctica no se usa en ningún caso). Debido a este carácter diferencial, y aunque ofreceremos los datos correspondientes a todos los procedimientos, nos centraremos a partir de ahora en el comentario de estos recursos.

3.2. Recursos de atenuación y variación social

3.2.1. Nivel de instrucción

Tabla 3

Mecanismos de atenuación empleados según la variable nivel de instrucción.

Recursos Alto Medio Bajo
N % N % N %
Sufijos (diminutivos) 20 5,2 21 7,1 24 10,3
Modificadores externos 49 12,8 47 15,8 38 16,2
Expresiones más suaves 27 7 24 8,1 18 7,7
Extranjerismos 0 -- 0 -- 0 --
Tiempos verbales 3 0,8 1 0,3 2 0,9
Aserciones como probabilidad/duda 20 5,2 21 7,1 9 3,8
Fingimiento de ignorancia 11 2,9 3 1 3 1,3
Acotación de la opinión 13 3,4 16 5,4 19 8,1
Peticiones indirectas 0 -- 0 -- 0 --
Disculpas 2 0,5 2 0,7 0 --
Estructuras condicionales, concesivas o temporales 5 1,3 8 2,7 6 2,6
Justificaciones o excusas 39 10,2 32 10,8 21 9
Elipsis de la conclusión 16 4,2 11 3,7 12 5,1
Impersonalizaciones* 27 7 25 8,4 9 3,8
Impersonalizaciones mediante el estilo directo 7 1,8 4 1,3 5 2,1
Reformulación* 35 9,1 14 4,7 14 6
Concesividad* 15 3,9 28 9,4 7 3
Partículas evidenciales 28 7,3 10 3,4 11 4,7
Elementos de control de contacto* 38 9,9 14 4,7 10 4,3
Formas de tratamiento y fórmulas apelativas* 2 0,5 1 0,3 7 3
Elementos paralingüísticos, prosódicos y gestuales 27 7 15 5,1 19 8,1
TOTALES 384 100 297 100 234 100

[i] * Resultados significativos (p < 0,05)

En consonancia con los datos generales de atenuación, se observa que en los tres niveles de instrucción se recurre mayoritariamente a los modificadores externos. Sin embargo, las frecuencias relativas, obtenidas a partir del total de los recursos empleados en cada grupo, nos indican que estos mecanismos son más utilizados por los estratos medio (15,8%) y bajo (16,2%) que por los hablantes universitarios (12,8%). Además, al contrario de lo que sucede con los otros dos grupos, los informantes del nivel bajo emplean con mayor frecuencia, tras los modificadores externos, los diminutivos, otro procedimiento que afecta al contenido proposicional del mensaje; el porcentaje (10,3%) es, de hecho, considerablemente elevado si lo comparamos con el sociolecto medio (7,1%) y, sobre todo, con el alto (5,2%). El tercer mecanismo atenuador del dictum, el empleo de formas más suaves como las lítotes o los eufemismos, aparece en proporciones similares en los tres grupos.

Como se puede observar, la suma de las frecuencias relativas de los tres procedimientos mitigadores del contenido proposicional de los enunciados va siendo mayor a medida que desciende el nivel de instrucción de los sujetos entrevistados: 25% en el nivel alto, 31% en el medio y 34,2% en el bajo4. Estos resultados han sido comparados con los obtenidos por los hablantes de la norma culta (entrevistados hace ahora 30 años), que, en los casos seleccionados para el estudio de la atenuación, eran no solo personas con estudios universitarios, sino además profesionales de reconocido prestigio en la sociedad canaria (Samper Hernández, 2018); en ellos el porcentaje de recursos del dictum desciende al 20,3%, lo que permite dibujar el perfil lineal representado en el Gráfico 4:

Gráfico 4

Recursos de atenuación del dictum según el nivel de instrucción. Datos de PRESEEA y Norma culta.

0718-0934-signos-53-104-910-gch4.png

La tendencia, pues, es clara: a medida que desciende el nivel de estudios, aumenta el empleo de los mecanismos de atenuación del dictum. Aunque la relación no es significativa desde el punto de vista estadístico (rho Spearman = -0,016; p>0,05), se trata, sin duda, de un resultado relevante, que habrá de ser confirmado (o refutado) con una muestra más amplia.

3.2.2. Edad

Tabla 4

Recursos de atenuación empleados según la variable edad.

Recursos 1 2 3
N % N % N %
Sufijos (diminutivos) 28 7,8 26 7,7 11 5
Modificadores externos* 62 17,3 51 15,1 21 9,6
Expresiones más suaves 34 9,5 17 5 18 8,2
Extranjerismos 0 -- 0 -- 0 --
Tiempos verbales 3 0,8 1 0,3 2 0,9
Aserciones como probabilidad/duda 17 4,8 18 5,3 15 6,9
Fingimiento de ignorancia 9 2,5 3 0,9 5 2,3
Acotación de la opinión 17 4,8 17 5 14 6,4
Peticiones indirectas 0 -- 0 -- 0 --
Disculpas 2 0,6 2 0,6 0 --
Estructuras condicionales, concesivas o temporales 3 0,8 10 3 6 2,7
Justificaciones o excusas 33 9,2 30 8,9 29 13,2
Elipsis de la conclusión 11 3,1 15 4,4 13 5,9
Impersonalizaciones 24 6,7 25 7,4 12 5,5
Impersonalizaciones mediante el estilo directo* 3 0,8 1 0,3 12 5,5
Reformulación 24 6,7 30 8,9 9 4,1
Concesividad 11 3,1 24 7,1 15 6,9
Partículas evidenciales* 29 8,1 13 3,8 7 3,2
Elementos de control de contacto 27 7,5 22 6,5 13 5,9
Formas de tratamiento y fórmulas apelativas* 2 0,6 2 0,6 6 2,7
Elementos paralingüísticos, prosódicos y gestuales 19 5,3 31 9,2 11 5
TOTALES 358 100 338 100 219 100

[i] * Resultados significativos (p < 0,05)

Existen, como vemos, distintas preferencias según las generaciones. El grupo de los mayores se distingue por ser el único que no presenta la modificación externa como recurso más frecuente (9,6% frente al 17,3% y al 15,1% de los jóvenes y adultos, respectivamente), un dato que resulta estadísticamente significativo (χ²=12,323; p=0,002). En lugar de esta táctica, los hablantes de más edad recurren preferentemente a las justificaciones o excusas, que ocupan el tercer lugar en las listas de los dos grupos de contraste. Los sujetos jóvenes prefieren, tras la modificación externa, las expresiones más suaves, aspecto en el que se diferencian mucho de los hablantes adultos, que solo recurren a ellas en un 5% de las ocasiones en que atenúan. Estos últimos se decantan, en segundo lugar, por la recurrencia al paralenguaje (9,2%), lo que los distingue de los jóvenes y de los mayores (ambos en torno a un 5%).

Podemos afirmar, según estos datos, que existe una tendencia de los jóvenes a utilizar en mayor medida procedimientos para la atenuación del dictum, que suman el 34,6% del total de las tácticas registradas. Esto los diferencia de los adultos (27,8%) y, más aún, de los mayores (22,8%). Se constata, por tanto, una evolución ascendente, que resulta estadísticamente significativa (rho Spearman = -0,176; p<0,001), del empleo de los recursos que afectan al contenido proposicional a medida que va descendiendo la edad de los sujetos, lo que permitiría plantear la hipótesis de que estos mecanismos serán cada vez más empleados, en sustitución tal vez de otros que afectan solo a la fuerza ilocutiva de los actos de habla. Esta hipótesis se vería reforzada, además, si consideramos los resultados obtenidos en el análisis de la atenuación de los informantes de la norma culta (con una atenuación general del dictum menor que la del grupo de más edad de PRESEEA), cuyas grabaciones fueron obtenidas alrededor del año 1990 y que, por lo tanto, permiten establecer comparaciones en tiempo real.

Gráfico 5

Recursos de atenuación del dictum según la variable generacional.

0718-0934-signos-53-104-910-gch5.png

Si unimos los datos según el condicionante generacional con la tendencia que obteníamos en función del nivel de instrucción, se estaría dibujando el perfil de un cambio desde abajo, por el cual unos procedimientos que no son los preferidos por los niveles más altos del espectro se están extendiendo de forma inconsciente en toda la comunidad de habla palmense. El contar con materiales de la norma culta (grabados hace ahora 30 años) nos permite, además, confirmar este cambio con datos en tiempo real.

3.2.3. Sexo

Tabla 5

Recursos de atenuación empleados según la variable sexo.

Recursos Hombres Mujeres
N % N %
Sufijos (diminutivos) 25 5,5 40 8,6
Modificadores externos 68 15 66 14,2
Expresiones más suaves 36 8 33 7,1
Extranjerismos 0 -- 0 --
Tiempos verbales 2 0,4 4 0,9
Aserciones como probabilidad o duda* 34 7,5 16 3,5
Fingimiento de ignorancia 12 2,7 5 1,1
Acotación de la opinión 27 6 21 4,5
Peticiones indirectas 0 -- 0 --
Disculpas 3 0,7 1 0,2
Estructuras condicionales, concesivas o temporales 10 2,2 9 1,9
Justificaciones o excusas 44 9,7 48 10,4
Elipsis de la conclusión 20 4,4 19 4,1
Impersonalizaciones 31 6,9 30 6,5
Impersonalizaciones mediante el estilo directo 5 1,1 11 2,4
Reformulación 34 7,5 29 6,3
Concesividad 24 5,3 26 5,6
Partículas evidenciales 23 5,1 26 5,6
Elementos de control del contacto 33 7,3 29 6,3
Formas de tratamiento y fórmulas apelativas 2 0,4 8 1,7
Elementos paralingüísticos, prosódicos y gestuales* 19 4,2 42 9,1
Totales 452 100 463 100
* Resultados significativos (p < 0,05)

En la Tabla 5 se observa que hombres y mujeres coinciden en gran medida en el empleo de los diferentes mecanismos atenuantes. En ambos casos, de acuerdo con los resultados generales, el recurso más utilizado es el de la modificación externa, seguido por la recurrencia a las justificaciones o excusas. Cabe destacar, sin embargo, tres diferencias fundamentales.

Por un lado, es notable la divergencia que existe entre los dos grupos con respecto al empleo de los elementos paralingüísticos (en nuestro caso, sobre todo las risas) como recursos atenuadores: en la lista femenina ocupan la tercera posición (9,1%), mientras que en la masculina no aparecen hasta la duodécima (4,2%). Se observa, pues, una mayor tendencia de las mujeres hacia el empleo de estos recursos paralingüísticos, una relación que resulta estadísticamente significativa (χ²=8,483; p=0,004). Los datos de Las Palmas coinciden con los de Madrid y Santiago de Chile, si bien en estas dos comunidades no se dan diferencias abultadas, pero contrastan con los de Valencia, donde se observa un mayor uso de este mecanismo por parte de los hombres (Cestero et al., 2020).

Por otro lado, en la Tabla 5 llama la atención la frecuencia más elevada que alcanza la formulación de aseveraciones como probabilidad o duda en el caso de los hombres (con un total de 34 ocurrencias frente a los 16 de las entrevistadas, cifras que representan un 7,5% frente a un 3,5% en el conjunto de los recursos utilizados por cada grupo), un resultado estadísticamente significativo (χ²=8,220; p=0,005) que contrasta con las tradicionales apreciaciones acerca de la mayor asertividad del habla masculina frente al habla femenina (por ejemplo, Lakoff, 1973; García Mouton, 1999). Se trata de un resultado que está en consonancia, sin embargo, con lo que sucede en la comunidad de habla madrileña (Cestero, 2017).

Por último, encontramos una diferencia que atañe a un mecanismo de atenuación del contenido proposicional: los diminutivos. Estos ocupan la cuarta posición en la nómina femenina (8,6%) y no aparecen hasta la novena en la masculina (5,5%). La diferencia en el empleo de la modificación interna va en consonancia con la idea de que la mujer utiliza con más frecuencia que el hombre los diminutivos, que constituirían un rasgo (proto)típicamente femenino. Ya en Samper Hernández (2019) apuntamos la frecuencia de uso muy superior de estas formas por parte de las encuestadas (que utilizan el 68,58% de todos los registrados en el corpus), tanto si se empleaban con valor atenuador como si se utilizaban con otros valores como el afectivo, el peyorativo o el de disminución nocional. Era un resultado que coincidía, además, con el obtenido en otras comunidades que trabajan con los materiales de PRESEEA, como Madrid (Paredes, 2012) o Granada (Manjón-Cabeza, 2016). Ahora, atendiendo solo al valor atenuador, encontramos que en Las Palmas las entrevistadas registran el 61,5% de los diminutivos, frente al 38,5%, que son empleados por los hombres. Es decir, las diferencias, aunque ligeramente menores, se mantienen cuando se trata exclusivamente de los diminutivos con valor mitigador. El dato, aunque no resulta estadísticamente significativo (χ²=3,101; p=0,086), marca una tendencia que distingue a la comunidad de habla palmense de otras como la madrileña (Paredes, 2012), en la que los porcentajes de uso de hombres y mujeres son coincidentes cuando el diminutivo se emplea como mecanismo atenuante.

Conclusiones

En este artículo se han presentado las funciones y los recursos de atenuación utilizados en 18 entrevistas del corpus PRESEEA-LP, así como las frecuencias absolutas y relativas que estos últimos alcanzan en relación con las variables sociales nivel de instrucción, edad y sexo. Creemos que se ofrece con ello una información que puede resultar de gran utilidad en la labor de comparación interdialectal que constituye uno de los objetivos principales del PRESEEA. El análisis de los datos se ha centrado en ciertos aspectos concretos que revelan determinadas tendencias propias del español de Las Palmas.

En lo que respecta a la función de la atenuación, se observa entre los hablantes palmenses un comportamiento general similar al que se encuentra en los corpus PRESEEA de Madrid-Vallecas, Santiago de Chile y Valencia, lo que estaría apuntando a una influencia determinante del tipo de género discursivo: las entrevistas semidirigidas, en las que predomina una finalidad transaccional (y no interpersonal), favorecen la aparición de la función autoprotectora de la imagen, que alcanza el 76% en el corpus palmense. Del mismo modo, la función preventiva (19,7%) busca sobre todo proteger la imagen de una tercera persona y no la del entrevistador.

Igualmente, en las cuatro modalidades contrastadas se da una atenuación mayoritaria de la fuerza ilocutiva del acto de habla de manera directa, aunque hay que señalar que en la comunidad canaria el uso de recursos mitigadores del contenido proposicional, aisladamente o en combinación con los que afectan al modus, se encuentra casi en el 40% de los actos de habla con atenuación.

A pesar de las semejanzas señaladas en las funciones y los tipos de atenuación, la comparación de las cuatro comunidades de habla evidencia también una mayor similitud de los resultados de Las Palmas con los de Santiago de Chile en ambos aspectos, lo que pone de manifiesto, una vez más, la cercanía entre el español de Canarias y el de América.

La revisión de los procedimientos de atenuación más utilizados en el corpus PRESEEA-LP revela la elevada frecuencia con que aparecen tres de los recursos mitigadores del dictum (modificadores externos, lítotes o eufemismos y modificadores internos), que suman casi el 30% del total de los mecanismos empleados. Se trata de una característica diferencial con respecto a Madrid, Santiago de Chile y Valencia, que presentan porcentajes visiblemente más reducidos sobre todo en el uso de los diminutivos y de los mecanismos de selección léxica. Son resultados que revisten un gran interés por la información que pueden aportar acerca del diferente comportamiento dialectal en lo que respecta a la estrategia atenuadora (mitigación de la fuerza ilocutiva a través de la atenuación del propio contenido proposicional frente a atenuación directa de la fuerza ilocutiva), y por ello se han convertido en el foco principal de este trabajo.

El análisis de los recursos de atenuación a la luz de las variables nivel de instrucción y edad dibuja el perfil de un cambio desde abajo, por el cual los citados procedimientos de atenuación del dictum, que no son los preferidos por los niveles más altos del espectro social insular, se están extendiendo de forma inconsciente en la comunidad de habla palmense. Entre los hablantes jóvenes la suma de estos mecanismos supone el 34,6% de todos los encontrados; podemos pensar, por tanto, que el incremento total de la actividad atenuadora que había observado Samper Hernández (2017, 2018) entre los sujetos de la primera generación se debe fundamentalmente al mayor uso de los recursos de atenuación del dictum. Este cambio vendría impulsado sobre todo por los hablantes jóvenes de los niveles de instrucción bajo y, en menor medida, medio. Se trata, sin duda, de un aspecto interesante y posiblemente diferencial del español isleño, en el cual habrá que seguir profundizando en futuros trabajos.

En lo que respecta al factor sexo, pueden señalarse tres aspectos diferenciales entre la actividad atenuadora de hombres y mujeres: en primer lugar, la mayor tendencia de las encuestadas al empleo de las risas y la entonación, que coincide con lo que se observa otras comunidades de habla como Madrid o Santiago de Chile; en segundo lugar, la preferencia de los hombres por las aserciones en forma de duda, lo que iría en contra de la concepción tradicional sobre el carácter más asertivo del habla masculina; por último, el mayor uso del diminutivo con valor atenuador por parte de las entrevistadas, lo que vendría a corroborar el carácter prototípicamente femenino de este sufijo también cuando se usa con valor atenuador en Las Palmas de Gran Canaria, algo que distinguiría esta comunidad de habla de otras como la madrileña y que podría estar apuntando a una actitud negativa de los hombres palmenses hacia esta sufijación, independientemente de su valor en el discurso.

Referencias Bibliográficas

1 

Acín, E. (2017). Atenuación y discurso académico: Las Conclusiones de la tesis de doctorado. LEA: Lingüística Española Actual, 39(2), 153-175.

E Acín 2017Atenuación y discurso académico: Las Conclusiones de la tesis de doctoradoLEA: Lingüística Española Actual392153175

2 

Albelda, M. (2011). Variación sociolingüística en las estrategias de atenuación del corpus PRESEEA-Valencia del sociolecto alto. En A. M. Cestero, I. Molina & F. Paredes (Eds.), La lengua, lugar de encuentro. Actas del XVI Congreso Internacional de la Alfal (pp. 1857-1866). Alcalá de Henares: Universidad de Alcalá.

M Albelda 2011Variación sociolingüística en las estrategias de atenuación del corpus PRESEEA-Valencia del sociolecto alto A. M. Cestero I Molina F Paredes La lengua, lugar de encuentro. Actas del XVI Congreso Internacional de la Alfal18571866Alcalá de HenaresUniversidad de Alcalá

3 

Albelda, M. (2012). Estudio sociolingüístico (piloto) de las estrategias de atenuación en el corpus PRESEEA de Valencia. En E. Ridruejo (Coord.), Tradición y progreso en la lingüística general (pp. 9-28). Valladolid: Universidad de Valladolid.

M Albelda 2012Estudio sociolingüístico (piloto) de las estrategias de atenuación en el corpus PRESEEA de Valencia E Ridruejo Tradición y progreso en la lingüística general928ValladolidUniversidad de Valladolid

4 

Albelda, M. (2013). La atenuación: Tipos y estrategias. En J. R. Gómez Molina (Ed.), El español de Valencia. Estudio sociolingüístico (pp. 315-343). Frankfurt: Peter Lang.

M Albelda 2013La atenuación: Tipos y estrategias J. R. Gómez Molina El español de Valencia. Estudio sociolingüístico315343FrankfurtPeter Lang

5 

Albelda, M. (2016). Sobre la incidencia de la imagen en la atenuación pragmática. Revista Internacional de Lingüística Iberoamericana, 27(1), 19-32.

M Albelda 2016Sobre la incidencia de la imagen en la atenuación pragmáticaRevista Internacional de Lingüística Iberoamericana2711932

6 

Albelda, M. (2018). Variación sociolingüística de los mecanismos mitigadores: Diferencias de uso en edad y sexo. Cultura, Lenguaje y Representación, 19, 7-29.

M Albelda 2018Variación sociolingüística de los mecanismos mitigadores: Diferencias de uso en edad y sexoCultura, Lenguaje y Representación19729

7 

Albelda, M. & Briz, A. (2010). Aspectos pragmáticos. Cortesía y atenuantes verbales en las dos orillas a través de muestras orales. En M. Aleza & J. M. Enguita (Coords.), La lengua española en América: Normas y usos actuales (pp. 237-260). Valencia: Universitat de València.

M. Albelda A. Briz 2010Aspectos pragmáticos. Cortesía y atenuantes verbales en las dos orillas a través de muestras orales M Aleza J. M. Enguita La lengua española en América: Normas y usos actuales237260ValenciaUniversitat de València

8 

Albelda, M., Briz, A., Cestero, A. M., Kotwica, D. & Villalba, C. (2014). Ficha metodológica para el análisis pragmático de la atenuación en corpus discursivos del español (ES.POR.ATENUACIÓN). Oralia, 17, 7-62.

M. Albelda A. Briz A. M. Cestero D. Kotwica C. Villalba 2014Ficha metodológica para el análisis pragmático de la atenuación en corpus discursivos del español (ES.POR.ATENUACIÓN)Oralia17762

9 

Albelda, M. & Mihatsch, W. (Eds.) (2017). Atenuación e intensificación en géneros discursivos. Madrid/Frankfurt: Iberoamericana/Vervuert.

M. Albelda W. Mihatsch 2017Atenuación e intensificación en géneros discursivosMadrid/FrankfurtIberoamericana/Vervuert

10 

Barros, M. J. (2017). Funciones de la atenuación en la conversación coloquial entre jóvenes del Sur de España. Lingüística Española Actual, 39(2), 199-216.

M. J. Barros 2017Funciones de la atenuación en la conversación coloquial entre jóvenes del Sur de EspañaLingüística Española Actual392199216

11 

Béjar, R. (2015). Estudio del fenómeno de la atenua ción en la ciudad de Granada (nivel sociocultural alto), Revista Electrónica del Lenguaje, 1.

R Béjar 2015Estudio del fenómeno de la atenua ción en la ciudad de Granada (nivel sociocultural alto)Revista Electrónica del Lenguaje1

12 

Briz, A. (2007). Para un análisis semántico, pragmático y sociopragmático de la cortesía atenuadora en España y América. Lingüística Española Actual, 29(1), 5-40.

A Briz 2007Para un análisis semántico, pragmático y sociopragmático de la cortesía atenuadora en España y AméricaLingüística Española Actual291540

13 

Briz, A. & Albelda, M. (2013). Una propuesta teórica y metodológica para el análisis de la atenuación lingüística en español y portugués. La base de un proyecto en común (ES.POR.ATENUACIÓN). Onomázein, 28, 288-319.

A. Briz M. Albelda 2013Una propuesta teórica y metodológica para el análisis de la atenuación lingüística en español y portugués. La base de un proyecto en común (ES.POR.ATENUACIÓN)Onomázein28288319

14 

Cestero, A. M. (2011). Las estrategias de atenuación: Estudio sociolingüístico. En E. Ridruejo, N. Mendizábal, C. Vela et al. (Eds.), Actas del IX Congreso Internacional de Lingüística General (pp. 525-542). Valladolid: Universidad de Valladolid .

A. M. Cestero 2011Las estrategias de atenuación: Estudio sociolingüístico E Ridruejo N Mendizábal C Vela Actas del IX Congreso Internacional de Lingüística General525542ValladolidUniversidad de Valladolid

15 

Cestero, A. M. (2012). Recursos lingüísticos de atenuación en el habla de Madrid. Estudio sociopragmático. En T. Jiménez Juliá, B. López Meirama, V. Vázquez & A. Veiga (Eds.), Cum corde et in nova grammatica. Estudios ofrecidos a Guillermo Rojo (pp. 233-246). Santiago de Compostela: Universidad de Santiago de Compostela.

A. M. Cestero 2012Recursos lingüísticos de atenuación en el habla de Madrid. Estudio sociopragmático T Jiménez Juliá B López Meirama V Vázquez A Veiga Cum corde et in nova grammatica. Estudios ofrecidos a Guillermo Rojo233246Santiago de CompostelaUniversidad de Santiago de Compostela

16 

Cestero, A. M. (2015). La atenuación lingüística en el habla de Madrid: Un fenómeno sociopragmático variable. En A. M. Cestero, I. Molina & F. Paredes (Eds.), Patrones sociolingüísticos de Madrid (pp. 365-412). Berna: Peter Lang.

A. M. Cestero 2015La atenuación lingüística en el habla de Madrid: Un fenómeno sociopragmático variable A. M. Cestero I Molina F Paredes Patrones sociolingüísticos de Madrid365412BernaPeter Lang

17 

Cestero, A. M. (2017). La atenuación en el habla de Madrid: Patrones sociopragmáticos. RILCE: Revista de Filología Hispánica, 33(1), 57-86.

A. M. Cestero 2017La atenuación en el habla de Madrid: Patrones sociopragmáticosRILCE: Revista de Filología Hispánica3315786

18 

Cestero, A. M. & Albelda, M. (2012). La atenuación lingüística como fenómeno variable. Oralia, 15, 77-124.

A. M. Cestero M. Albelda 2012La atenuación lingüística como fenómeno variableOralia1577124

19 

Cestero, A. M. & Rodríguez Alfano, L. (2014). Guía de estudio de la atenuación en los corpus PRESEEA [en línea]. Disponible en: http://preseea.linguas.net/LinkClick.aspx?fileticket=rkX99uxr6pI%3d&tabid=92&mid=497

A. M. Cestero L. Rodríguez Alfano 2014Guía de estudio de la atenuación en los corpus PRESEEA http://preseea.linguas.net/LinkClick.aspx?fileticket=rkX99uxr6pI%3d&tabid=92&mid=497

20 

Cestero, A. M., Albelda, M., Guerrero, S. & Samper Hernández, M. (2020). Variación sociopragmática y geolectal en el uso de atenuación. Lengua y Habla, 24, 1-53.

A. M. Cestero M. Albelda S. Guerrero M. Samper Hernández 2020Variación sociopragmática y geolectal en el uso de atenuaciónLengua y Habla24153

21 

Chao, M. (2018). Procedimientos de atenuación en los artículos de investigación científica: Las directrices cognitivas en español. En A. García Ramón & M. A. Soler (Eds.), ELUA: Estudios de Lingüística. Universidad de Alicante. Nº Extra 4: Estudios de atenuación en el discurso, 139-156.

M Chao 2018Procedimientos de atenuación en los artículos de investigación científica: Las directrices cognitivas en español A García Ramón M. A. Soler ELUA: Estudios de Lingüística. Universidad de Alicante. Nº Extra 4: Estudios de atenuación en el discurso139156

22 

Contreras, J. (2018). La impersonalidad como estrategia de atenuación en la novela ‘El lector de Julio Verne’ de Almudena Grandes: un análisis contrastivo alemán / español. RILCE: Revista de Filología Hispánica, 34(3), 1243-1258.

J Contreras 2018La impersonalidad como estrategia de atenuación en la novela ‘El lector de Julio Verne’ de Almudena Grandes: un análisis contrastivo alemán / españolRILCE: Revista de Filología Hispánica34312431258

23 

Douglas, S., Soler, M. A. & Vuoto, J. (2018). La atenuación en conversaciones coloquiales argentinas y españolas: Un estudio contrastivo.RILCE: Revista de Filología Hispánica, 34(3), 1280-1312.

S. Douglas M. A. Soler J. Vuoto 2018La atenuación en conversaciones coloquiales argentinas y españolas: Un estudio contrastivoRILCE: Revista de Filología Hispánica34312801312

24 

Estellés, M. (2013). La expresión fónica de la cortesía en tribunales académicos. Las intervenciones en tribunales de tesis y trabajos de investigación. Oralia, 16, 81-110.

M Estellés 2013La expresión fónica de la cortesía en tribunales académicos. Las intervenciones en tribunales de tesis y trabajos de investigaciónOralia1681110

25 

Estellés, M. & Cabedo, A. (2017-2018). La atenuación fónica en entrevistas (proyecto PRESEEA) y en conversaciones (corpus Val.Es.Co): Un estudio de campo. Linred, 15.

M. Estellés A. Cabedo 201-2017-2018La atenuación fónica en entrevistas (proyecto PRESEEA) y en conversaciones (corpus Val.Es.Co): Un estudio de campoLinred15

26 

Flores, M. E. (2016). Atenuación e intensificación en el macro acto de ironizar en entrevistas orales. Letrónica, 9(1), 37-48.

M. E. Flores 2016Atenuación e intensificación en el macro acto de ironizar en entrevistas oralesLetrónica913748

27 

Flores, M. E. (2017). La atenuación y los marcadores de foco de exclusión en los corpus: PRESEEA-Mty / AMERESCO-Méx.Mty. Normas, 7, 19-32.

M. E. Flores 2017La atenuación y los marcadores de foco de exclusión en los corpus: PRESEEA-Mty / AMERESCO-Méx.MtyNormas71932

28 

Flores, M. E. (2019). Variación regional en el empleo del marcador de foco de exclusión nomás en el español hablado de México. En M. E. Placencia & C. Fuentes (Coords.), Sección “Variación regional en el uso de marcadores del discurso en español”, Revista Internacional de Lingüística Iberoamericana, (XVII), 1 (33), 37-56.

M. E. Flores 2019Variación regional en el empleo del marcador de foco de exclusión nomás en el español hablado de México. En M. E. Placencia & C. Fuentes (Coords.), Sección “Variación regional en el uso de marcadores del discurso en español”Revista Internacional de Lingüística IberoamericanaXVII333756

29 

García Mouton, P. (1999). Cómo hablan las mujeres. Madrid: Arco Libros.

P García Mouton 1999Cómo hablan las mujeresMadridArco Libros

30 

Grupo Val.Es.Co. (2014). Las unidades del discurso oral. La propuesta Val.Es.Co. de segmentación de la conversación (coloquial). Estudios de Lingüística del Español, 35, 13-73.

Grupo Val.Es.Co. 2014Las unidades del discurso oral. La propuesta Val.Es.Co. de segmentación de la conversación (coloquial)Estudios de Lingüística del Español351373

31 

Guerrero, S. (En prensa). La atenuación lingüística en el corpus PRESEEA de Santiago de Chile. Alpha, 51(1).

S Guerrero La atenuación lingüística en el corpus PRESEEA de Santiago de ChileAlpha511

32 

Haverkate, H. (1994). La cortesía verbal: Estudio pragmalingüístico. Madrid: Gredos.

H Haverkate 1994La cortesía verbal: Estudio pragmalingüísticoMadridGredos

33 

Kern, B. & Villalba, C. (2017). Apelación y atenuación: Comparación intergenética entre juicios orales y debates parlamentarios españoles. Revista de Lingüística Teórica y Aplicada, 55(2), 169-195.

B. Kern C. Villalba 2017Apelación y atenuación: Comparación intergenética entre juicios orales y debates parlamentarios españolesRevista de Lingüística Teórica y Aplicada552169195

34 

Lakoff, R. (1973). Language and woman's place. Language in society, 2(1), 45-80.

R Lakoff 1973Language and woman's placeLanguage in society214580

35 

Manjón-Cabeza, A. (2016). Los sufijos -ico, -ito, -illo en el español de Granada, España. Spanish in Context, 13(3), 420-435.

A Manjón-Cabeza 2016Los sufijos -ico, -ito, -illo en el español de Granada, EspañaSpanish in Context133420435

36 

Mihatsch, W. & Albelda, M. (Coords) (2016). La atenuación y la intensificación desde una perspectiva semántico-pragmática. Revista Internacional de Lingüística Iberoamericana, 14(27), 7-153 sección temática.

W. Mihatsch M. Albelda 2016La atenuación y la intensificación desde una perspectiva semántico-pragmáticaRevista Internacional de Lingüística Iberoamericana14277153sección temática

37 

Molina, I. (2005). Estrategias de atenuación en el habla de las mujeres madrileñas (barrio de Salamanca de Madrid).Documentos de Español Actual, 6-7, 89-100.

I Molina 2005Estrategias de atenuación en el habla de las mujeres madrileñas (barrio de Salamanca de Madrid)Documentos de Español Actual6-789100

38 

Molina, I. (2015). Estrategias de atenuación en el Barrio de Salamanca de Madrid. En A. M. Cestero, I. Molina & F. Paredes (Eds.), Patrones sociolingüísticos de Madrid (pp. 349-364). Berna: Peter Lang .

I Molina 2015Estrategias de atenuación en el Barrio de Salamanca de Madrid A. M. Cestero I Molina F Paredes Patrones sociolingüísticos de Madrid349364BernaPeter Lang

39 

Montoro, E. (2014). Recursos de atenuación en el corpus PRESEEA-Granada: Estudio del sociolecto alto. Comunicación presentada en el XVII Congreso Internacional de la ALFAL, Universidad de Joao Pessoa, Paraíba, Brasil.

E Montoro 2014Recursos de atenuación en el corpus PRESEEA-Granada: Estudio del sociolecto altoXVIICongreso Internacional de la ALFALUniversidad de Joao PessoaParaíba, Brasil

40 

Moreno, F. (2009). La lengua española en su geografía. Madrid: Arco Libros .

F Moreno 2009La lengua española en su geografíaMadridArco Libros

41 

Palacios, N. (2017). Estrategias y mecanismos de atenuación en PRESEEA-Puebla: Instrucción educativa baja. Anuario de Letras: Lingüística y Filología, 5(2), 149-182.

N Palacios 2017Estrategias y mecanismos de atenuación en PRESEEA-Puebla: Instrucción educativa bajaAnuario de Letras: Lingüística y Filología52149182

42 

Paredes, F. (2012). Variación en el uso del diminutivo en el habla de Madrid: Avance de un estudio sociolingüístico. En A. M. Cestero, I. Molina & F. Paredes (Eds.), La lengua, lugar de encuentro. Actas del XVI Congreso Internacional de la ALFAL, edición en CD (pp. 3709-30719). Alcalá de Henares: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Alcalá.

F Paredes 2012Variación en el uso del diminutivo en el habla de Madrid: Avance de un estudio sociolingüístico A. M. Cestero I Molina F Paredes La lengua, lugar de encuentro. Actas del XVI Congreso Internacional de la ALFAL, edición en CD370930719Alcalá de HenaresServicio de Publicaciones de la Universidad de Alcalá

43 

Repede, D. & León-Castro, M. (2019). Procedimientos de impersonalización en la ciudad de Sevilla: El caso del pronombre uno. Cuadernos de Investigación Filológica, 46, 81-106.

D. Repede M. León-Castro 2019Procedimientos de impersonalización en la ciudad de Sevilla: El caso del pronombre unoCuadernos de Investigación Filológica4681106

44 

Samper Hernández, M. (2013). La atenuación lingüística en el español de Las Palmas de Gran Canaria. Lingüística Española Actual, 35(2), 325-348.

M Samper Hernández 2013La atenuación lingüística en el español de Las Palmas de Gran CanariaLingüística Española Actual352325348

45 

Samper Hernández, M. (2017). Análisis sociolingüístico de la atenuación en el español de Las Palmas de Gran Canaria. En M. Albelda & W. Mihatsch (Eds.), Atenuación e intensificación en géneros discursivos (pp. 153-168). Madrid-Frankfurt: Iberoamericana-Vervuert.

M Samper Hernández 2017Análisis sociolingüístico de la atenuación en el español de Las Palmas de Gran Canaria M Albelda W Mihatsch Atenuación e intensificación en géneros discursivos153168Madrid-FrankfurtIberoamericana-Vervuert

46 

Samper Hernández, M. (2018). Un cambio en tiempo real: La atenuación entre hablantes universitarios de Las Palmas de Gran Canaria. RILCE: Revista de Filología Hispánica, 34(3), 1259-1279.

M Samper Hernández 2018Un cambio en tiempo real: La atenuación entre hablantes universitarios de Las Palmas de Gran CanariaRILCE: Revista de Filología Hispánica34312591279

47 

Samper Hernández, M. (2019). Aproximación al uso del diminutivo en Las Palmas de Gran Canaria: Datos sociolingüísticos a partir de muestras orales de actuación. En A. Cabedo & A. Hidalgo (Eds.), Pragmática del español hablado. Hacia nuevos horizontes (pp. 433-445). Valencia: Universitat de Valéncia.

M Samper Hernández 2019Aproximación al uso del diminutivo en Las Palmas de Gran Canaria: Datos sociolingüísticos a partir de muestras orales de actuación A Cabedo A Hidalgo Pragmática del español hablado. Hacia nuevos horizontes433445ValenciaUniversitat de Valéncia

48 

Samper Padilla, J. A. & Samper Hernández, M. (2020). The weakening of intervocalic /d/ in the Spanish of Las Palmas de Gran Canaria: Comparison with other Speech Communities, Spanish in Context, 17(2), 221-246.

J. A. Samper Padilla M. Samper Hernández 2020The weakening of intervocalic /d/ in the Spanish of Las Palmas de Gran Canaria: Comparison with other Speech CommunitiesSpanish in Context172221246

49 

Silva-Corvalán, C. & Enrique-Arias, A. (2017). Sociolingüística y pragmática del español. Washington DC: Georgetown University Press.

C. Silva-Corvalán A. Enrique-Arias 2017Sociolingüística y pragmática del españolWashington DCGeorgetown University Press

50 

Soler, M. A. (2018). Fingimientos y atenuación en el uso de ‘creo’. RILCE: Revista de Filología Hispánica, 34(3), 1104-1128.

M. A. Soler 2018Fingimientos y atenuación en el uso de ‘creo’RILCE: Revista de Filología Hispánica34311041128

51 

Torres, Y. & Rodríguez, Y. (2017). La atenuación en Barranquilla: Estudio sociopragmático. Cuadernos de Lingüística Hispánica, 30, 55-79.

Y. Torres Y. Rodríguez 2017La atenuación en Barranquilla: Estudio sociopragmáticoCuadernos de Lingüística Hispánica305579

52 

Villalba, C. (2016). Actividades de imagen, atenuación e impersonalidad en los juicios orales. Tesis doctoral, Universitat de València, València, España.

C Villalba 2016Actividades de imagen, atenuación e impersonalidad en los juicios oralesdoctoralUniversitat de ValènciaValència, EspañaValència, España

53 

Villalba, C. (2018). El infinitivo enunciativo como estrategia atenuante. Un estudio a partir de juicios orales. Spanish in Context, 15(2), 237-257.

C Villalba 2018El infinitivo enunciativo como estrategia atenuante. Un estudio a partir de juicios oralesSpanish in Context152237257

Nota

3 Financial disclosure Esta publicación forma parte de los proyectos de investigación Estudio complementario de los patrones sociolingüísticos del español de Las Palmas de Gran Canaria (ECOPASOS-LPGC) (Referencia FFI2015-68171-C5-5-p), financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y subvencionado con fondos FEDER, y Agenda 2050. El español de Sevilla y Las Palmas de Gran Canaria: procesos de variación y cambio espaciales y sociales (Referencia PID2019-104982GB-C54), financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

4 Para una mayor información, véase Cestero y Rodríguez Alfano (2014).

5 Tras cada ejemplo se registra el código de la ciudad (LP), el número de la entrevista, el sexo del informante (H o M), su edad (generaciones 1, 20-34 años; 2, 35-54 años; y 3, 55 años o más) y su nivel educativo (1, primario; 2, secundario; y 3, universitario).

6 De hecho, los hablantes de instrucción primaria son los que presentan una mayor proporción de atenuación exclusiva del dictum (25,5%, frente al 21,7% y al escaso 14,6% de los hablantes del nivel medio y del universitario, respectivamente).



Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Revista Signos. Estudios de Lingüística

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.