Kotwica: Evidencialidad, conocimientos compartidos y atenuación: El caso de ‘[o] eso dicen’1



Introducción

La construcción ‘[o] eso dicen’, se ha relacionado de manera más o menos explícita con la evidencialidad de carácter indirecto (Cornillie, 2016; Kotwica, 2019). Esto sin duda se debe a que contiene el verbo ‘decir’ en tercera persona del plural, por lo que puede marcar, en el discurso, que una información proviene de una fuente externa al propio hablante. Asimismo, se observan contextos como el ejemplo (1) donde ‘[o] eso dicen’ transmite el significado evidencial reportativo:

(1) - Comerlas entre horas ayuda a evitar que en su lugar comamos cosas menos recomendables como galletas, bollos y similares. O ayudará a reducir su cantidad.

  • - Hay a gente que la fruta con más comida le genera gases. O eso dicen. (Corpus del Español: Web/Dialects, ...cienciaparadelgazar.blogspot.com2)

En otros contextos, ‘[o] eso dicen’ alude a los conocimientos compartidos dentro de una comunidad discursiva y funciona como marcador de evidencialidad de folclore (Bermúdez, 2005; Kotwica, 2019):

(2) Yo también empiezo a notar que la literatura juvenil cada día tiene menos que ofrecerme. Aunque de vez en cuando sigo leyendola. Últimamente me centro más en la fantástica, y, sobre todo, trato de leer otro tipo de cosillas. En la diversidad está el acierto, o eso dicen. Besos (Corpus del Español: Web/Dialects, ...ajuvenilyfantastica.blogspot.com)

En ambos casos, ‘[o] eso dicen’ funciona como marcador de evidencialidad indirecta que, según varios estudios, es propensa a desarrollar funciones de atenuación pragmática, pues al desplazar el origen deíctico del enunciado (‘no soy yo quien dice... son otros, son muchos’), el hablante no se muestra como responsable de una información (Caffi, 1999; Albelda & Cestero, 2011; Albelda, Briz, Cestero, Kotwica & Villalba, 2014; Briz, 2016; Albelda, 2016, 2018, 2019). En este sentido, mecanismos lingüísticos como ‘[o] eso dicen’ entrarían en la clase de los shields de Caffi (1999, 2007) o mecanismos de despersonalización (Albelda & Cestero, 2011; Briz & Albelda, 2013). Ejemplos de unidades similares se encuentran también en la categoría de las impersonalizaciones atenuantes que apelan “al juicio de la mayoría”, “juicio de otras personas o voces de autoridad” e incluso la estrategia de “citar lo transmitido en el acervo común” (Albelda et al., 2014: 20-24).

Sin embargo, en el caso de ‘[o] eso dicen’, surgen varias cuestiones problemáticas que no solo impiden asignarle de manera estable la función atenuante, sino que, además, hacen dudar, en ciertos contextos, de que efectivamente transmita contenido evidencial. Estos problemas salen a la luz al observar su comportamiento dialógico, como en el ejemplo (3):

(3)

  • I: ¿y te adaptas bien?

  • E: sí / estoy muy <simultáneo> bien </simultáneo>

  • I: <simultáneo> estás bien </simultáneo> Santiago es agradable

  • E: menos el clima

  • I: <simultáneo> el clima </simultáneo>

  • E: <simultáneo> que <alargamiento/> <risas = "E"/> </simultáneo>

  • I: <entre_risas> claro </entre_risas> / el clima <alargamiento/> / pero ya sabes que hay un refrán que dicen que en Santiago / se entra llorando y se sale llorando / así es que <alargamiento/>

  • E: <simultáneo> eso dicen ¿no? </simultáneo>

  • I: <simultáneo> <vacilación/> sí / </simultáneo> ahora qué llevas / ¿año y medio?

  • E: llevo año y medio ya (PRESEEA, Santiago de Compostela, SCOM_M33_005)

En el contexto dialógico del ejemplo (3), ‘eso dicen’ aparece en una intervención reactiva3 y permite a la hablante E expresar de manera menos categórica su afirmación y su acuerdo con lo dicho anteriormente por la hablante I. Sin embargo, si se observa este fragmento desde el punto de vista del desarrollo de la interacción, parece que, en realidad, la minimización o la atenuación de la afirmación no son aquí las únicas funciones convocadas, pues gracias al uso de ‘eso dicen’ se logra hacer avanzar la interacción de manera fluida y destacar la solidaridad o alineación entre ambas interlocutoras. Respecto a la categoría de la evidencialidad, aunque se alude a una fuente externa de información (‘dicen’), la manera de hacerlo resulta llamativa, pues convencionalmente, se considera que la evidencialidad opera sobre lo dicho por el propio hablante. Sin embargo, en contextos dialógicos como el fragmento (3) esto no ocurre. La marca evidencial que aparece en una intervención reactiva opera sobre al enunciado del otro hablante (hablante I: ‘en Santiago’ / ‘se entra llorando y se sale llorando’) / (hablante E: ‘eso dicen’). La explicación de esta circunstancia, en términos evidencialistas, podría hacerse aludiendo a la dimensión del acceso a la evidencia, pues en este contexto queda patente que ambos hablantes lo comparten, es decir, se trata de una evidencia intersubjetiva o compartida (Nuyts, 2001, 2012; Cornillie, 2007; Whitt, 2011; Marín-Arrese, 2013; Kotwica, 2018b).

Partiendo de las ideas esbozadas hasta aquí, en el presente trabajo ahondaremos en la descripción de la construcción ‘[o] eso dicen’ que, según nuestro conocimiento, no se había analizado hasta ahora de manera exhaustiva, y examinaremos su funcionamiento discursivo con respecto al significado evidencial y las funciones de atenuación o intensificación que puede desarrollar en determinados contextos. Para ello, analizaremos las muestras de uso de las variantes sin y con conjunción (‘[o] eso dicen’) en varios corpus discursivos orales y escritos cercanos a la oralidad. La metodología aplicada aúna los parámetros relevantes para el análisis de la evidencialidad (Kotwica, 2018a; Albelda, 2016) y el análisis de la atenuación (Albelda et al., 2014).

1. Las funciones pragmáticas de la evidencialidad

La construcción en la que nos centramos en este trabajo permite introducir en el discurso información procedente de otras personas, lo cual la relaciona estrechamente con la evidencialidad indirecta. La evidencialidad indirecta reportativa se expresa, de una manera u otra, en todos los idiomas del mundo y no solo los que poseen la categoría gramatical obligatoria de evidencialidad (Aikhenvald, 2004). Se trata de marcar que una pieza de información proviene de fuentes externas al propio hablante (orales, escritas), con lo cual dicha información no se afirma, sino que se presenta como afirmada por otros (AnderBois, 2014). En español, este tipo de evidencialidad se transmite por medio de diversos mecanismos lingüísticos, entre los que se encuentran, entre muchos otros, expresiones con los verbos de lengua (‘dicen que’, ‘se dice que’, ‘según dicen’,González Vázquez, 2016).

Además, como se constata a partir del ejemplo (2) citado anteriormente, ‘[o] eso dicen’ se utiliza también para referir piezas de sabiduría popular o conocimiento compartido. En este tipo de contextos, ya no hablaríamos de la evidencialidad reportativa prototípica, sino más bien de evidencialidad de tipo folclore que, según apunta Bermúdez (2005), se distingue de la otra porque:

“se sitúa en un tipo de conocimiento que es común y de acceso garantizado para todos los integrantes de una comunidad, típicamente transmitido por vía oral. De esta manera se explica la diferencia sustancial entre ambas nociones [reportativo y folclore]” (Bermúdez, 2005: 17).

Otras clasificaciones de los significados evidenciales ubican el folclore en un gradiente de más o menos proximidad con la evidencialidad reportativa, sin embargo, coinciden en considerarlo un tipo indirecto de evidencialidad, donde la información no se obtiene por medio de los sentidos (Willett, 1988; Lazard, 2001).

En todo caso, y sin ahondar mucho más en la descripción semántica del dominio de la evidencialidad, parece especialmente útil hablar del potencial estratégico y pragmático del empleo de los elementos pertenecientes a esta categoría en el discurso. El carácter no obligatorio de la marcación evidencial en español hace de ella un mecanismo propenso a desarrollar funciones pragmáticas más allá de señalar de dónde proviene una pieza de información. Como afirma Albelda (2016: 80): “En español no es obligatorio indicar la fuente de la información transmitida, por lo que el empleo de evidenciales puede deberse a causas pragmáticas”. Ciertamente, como señalan Estellés y Albelda (2018), a menudo usamos los evidenciales ‘para hacer algo’ y en ello se refleja una estrategia del hablante según los fines comunicativos que pretende conseguir. Como ya hemos señalado en la introducción, los marcadores de evidencialidad indirecta pueden servir como mecanismos de atenuación (Albelda, 2016, 2018). En los estudios sobre la atenuación, las construcciones evidenciales aparecen entre los mecanismos de impersonalización o desfocalización del origen deíctico de la información (Briz, 1998; Caffi, 2007; Albelda & Cestero, 2011). En concreto, las expresiones de evidencialidad indirecta reportativa con el verbo ‘decir se incluyen en la categoría de procedimientos de impersonalización con los que:

“el hablante responsable de lo dicho se oculta en otro, en un interlocutor general o en el juicio de la mayoría; se desfocaliza así la fuente de la enunciación y se difumina la enunciación personal” (Albelda et al., 2014: 20).

Con una perspectiva más categórica, Briz (2016) constata que en español en realidad no existen partículas puramente evidenciales, sino que el componente evidencial va acompañado de otras funciones pragmáticas:

“creemos que las partículas discursivas no pueden ser solo evidenciales sin que dicho significado vaya asociado a un significado fundamental atenuante o intensificador; o desarrollen uno de estos valores como fundamental o como uso contextual” (Briz, 2016: 122).

Aparte de la función atenuante, se ha contemplado también que ciertos evidenciales aporten más fuerza a lo dicho. En concreto, el carácter compartido, universal u objetivo de las evidencias se ha relacionado con una función de refuerzo o intensificación a nivel de la fiabilidad de la información o la aceptabilidad de los argumentos (Caffi, 1999; Cornillie, 2007; Estrada, 2008; Marín-Arrese, 2013; Briz, 2016; Estellés, 2020).

Como demuestran numerosos estudios, el funcionamiento pragmático de los elementos evidenciales no se puede juzgar en abstracto y ni siquiera en su contexto más inmediato, puesto que el surgimiento de diferentes valores pragmáticos se relaciona con el contexto discursivo más amplio, el del género discursivo (Cabedo & Figueras, 2018: 9; Albelda & Estellés, 2018). En cada situación, el hablante, como conocedor de las convenciones, restricciones o exigencias del género, puede manipular estratégicamente la expresión de la evidencialidad, para, por ejemplo, objetivar los datos o mostrarlos como más fiables (Estellés & Albelda, 2018).

En definitiva, en este trabajo se considera que la capacidad de la construcción ‘[o] eso dicen’ de expresar significados evidenciales indirectos de distintos grados de accesibilidad (reportativa y folclore) resulta clave a la hora de analizar su funcionamiento pragmático. Además, se reconoce la necesidad de tomar en cuenta las características de los diferentes géneros discursivos en los que dicha construcción se emplea que, seguramente, influyan en qué funciones sean predominantes.

2. Sobre la construcción ‘[o] eso dicen’

La construcción objeto de este estudio está formada a partir del pronombre demostrativo ‘eso’ y el verbo ‘decir’ y presenta también variante con la conjunción disyuntiva (‘eso dicen’ / ‘o eso dicen’). Según nuestro conocimiento, esta construcción no se analizado en profundidad hasta ahora. No se encuentra registrada en el amplio trabajo de Fernández (2002), en el que se recogen las diferentes construcciones con el verbo ‘decir’, que, a su vez, remite a los principales diccionarios y obras fraseológicas consultadas por la mencionada autora4. Siguiendo la clasificación utilizada por Fernández (2002), consideramos adecuado ubicar ‘[o] eso dicen’ entre las “fórmulas fijas” que:

“no siempre constituyen enunciados independientes. Pero, eso sí, suelen introducir un determinado acto de habla o una función textual. A diferencia de las colocaciones y locuciones verbales, que “comentan” cómo es el decir, estas unidades generalmente resultan metalingüísticas por la función que desempeñan” (Fernández, 2002: 29).

Por otro lado, ‘[o] eso dicen’ tampoco se recoge en el artículo de Olza (2013) centrado en analizar los diferentes ‘marcadores de unidades fraseológicas’. El uso de estos marcadores se solaparía parcialmente con el de ‘[o] eso dicen’ con el significado evidencial de folclore y, si se hubiera contemplado, creemos que estaría dentro de la categoría de “marcadores que focalizan de modo general la dimensión tradicional y polifónica de las UFS” (Olza, 2013: 195) como ‘al decir de muchos’, ‘como dice’, ‘dicen’, ‘se dice’, ‘se suele decir’, etc. Por último, tampoco encontramos mención de ‘[o] eso dicen en una obra más especializada en cuanto a la categoría de la evidencialidad, el Inventario de las locuciones evidenciales del español de Torrent (2014). Pensamos que, dado su carácter evidencial indirecto, de haberse incluido en dicho inventario, ‘[o] eso dice’n entraría en la categoría de ‘locuciones evidenciales de modos indirectos’ que se definen de manera siguiente:

“En las locuciones de modos indirectos el emisor ha tenido acceso a un conocimiento determinado a partir de lecturas, rumores, leyendas, noticias, etc.” (Torrent, 2014: 144).

En relación con las tres obras citadas, podemos concluir que ‘[o] eso dicen’ no se ha considerado, hasta ahora, como una unidad que presente algún grado de lexicalización o fijación, un marcador, una locución o una fórmula. Sin embargo, en este trabajo sí que queremos defender la idea de que esta construcción, tal como hemos podido documentarla en las muestras reales de la lengua actual, posee cierto grado de fijación en cuanto a la forma y también en cuanto a las funciones discursivas. En este sentido, hacemos eco a la idea formulada por Fernández (2002) de que:

“aunque el hecho de que una unidad se recoja en un diccionario sea una prueba de su lexicalización, lo contrario no nos permite concluir, sin más, que se trate de una construcción libre” (Fernández, 2002: 26).

Antes de ahondar en el análisis de los usos contextualizados de la construcción, merece un comentario especial la presencia del demostrativo neutro ‘eso’. De acuerdo con las clasificaciones tradicionales, dentro del paradigma demostrativo en español, ‘eso’, como deíctico, indica una distancia media y se relaciona con el terreno del oyente (De Cock, 2013). De entre todos los demostrativos, el demostrativo neutro ‘eso’ aparece como la opción más frecuente en el español coloquial, según el estudio de Martín Miñana (2018) realizado en el corpus conversacional Val.Es.Co.5 Pérez Álvarez (2014) señala que, en la conversación coloquial, los demostrativos neutros pueden desempeñar una función deíctica discursiva, dentro de la cual permiten, entre otros:

“Sintetizar información discursiva, como en eso que dice, que establece una relación de correferencialidad con un segmento discursivo previo, que bien puede ser una proposición o un estado de cosas descrito (en un nivel informativo) o incluso un acto de habla completo, como una intervención en una situación de diálogo (en un nivel pragmático) (...).” (Pérez Álvarez, 2014: 103)

En el análisis de De Cock (2013) de los demostrativos neutros en un corpus oral, se constata su relación con la (inter)subjetividad, entendida en términos propuestos por Traugott (2003), esto es, en cuanto a la expresión explícita de la atención que prestan los participantes de la comunicación a la identidad y a las imágenes de los interlocutores6. De acuerdo con el estudio de De Cock (2013), el demostrativo ‘eso’ evoca significados intersubjetivos:

“la interpretación de eso requiere mayor esfuerzo por parte del oyente, visto que se combinan factores como la distancia percibida entre los participantes de la interacción. Además, ubica la referencia en el espacio compartido por el oyente y el hablante. El uso de eso conlleva desde luego una implicación mayor del oyente y una atención mayor a sus opiniones y creencias. Por este motivo, eso tiene un carácter más bien intersubjetivo” (De Cock, 2013: 15).

De Cock (2013) observa que las construcciones del demostrativo ‘eso’ con el verbo ‘ser’ conllevan significado evaluativo, como por ejemplo en las secuencias de tipo ‘eso es lo malo’, ‘eso es un rollo’. A diferencia de los usos del demostrativo ‘esto’, “[e]so se privilegia entonces para la expresión de creencias y opiniones del hablante, y la búsqueda de adhesión o empatía por parte del oyente” (De Cock, 2013: 23). Este comportamiento parece facilitado por el carácter intersubjetivo del demostrativo ‘eso’:

“No ha de sorprender que el hablante privilegie eso en evaluaciones, desde una lógica intersubjetiva: se utiliza eso para expresar opiniones y creencias del hablante, buscando simultáneamente una connivencia o un acuerdo del interlocutor” (De Cock, 2013: 20).

En cuanto al uso del demostrativo en los marcadores discursivos, ‘eso es’ se especializa en las reacciones al discurso del otro, como una marca de afirmación, consenso, apoyo, actitud positiva hacia la interacción, afirmación del acto comunicativo que se está produciendo (De Cock, 2013).

Parecen especialmente interesantes las observaciones citadas acerca de la capacidad de ‘eso’ de remitir a una intervención previa en un contexto dialógico, pues es así como funciona en contextos como el ilustrado en (3) donde ‘eso’ remite anafóricamente a un enunciado emitido anteriormente por otro hablante. Además, conviene tener en cuenta que este uso de ‘eso dicen’ comparte con ‘eso es’ la función y la posición discursiva de una marca reactiva. En ambos casos, además de la presencia del pronombre, se menciona el valor intersubjetivo de reconocimiento del otro interlocutor que desde la perspectiva evidencialista se relacionaría más con el reconocimiento del carácter compartido de la información. La intersubjetividad podría ser, entonces, una de las claves para la interpretación del uso de ‘[o] eso dicen’, al menos en los contextos dialógicos.

En el apartado siguiente se explica la metodología de análisis seguida en el presente trabajo y los corpus que se han analizado para examinar el comportamiento de ‘[o] eso dicen’ en varios géneros del español actual.

3. Corpus y metodología

Para realizar el presente estudio, se han recogido ejemplos de uso de la construcción ‘[o] eso dicen’ a partir de la búsqueda por el término ‘eso dicen’. Se han extraído todas las ocurrencias de los siguientes corpus orales: Val.Es.Co. 2.1, CORLEC, la muestra europea del corpus PRESEEA7, corpus COSER y la parte oral de CORPES XXI8. Estos corpus coinciden en registrar muestras de español oral, aunque difieren en cuanto a la tipología de los textos, puesto que contamos con conversaciones coloquiales y diversos tipos de entrevistas (entrevistas radiofónicas y entrevistas sociolingüísticas semidirigidas). Además, se ha recopilado una muestra de ejemplos del subcorpus escrito Corpus del Español: Web/Dialects. Inicialmente, se ha seleccionado una muestra de 100 ejemplos de los que se descartaron todas aquellas ocurrencias que remitían a páginas no existentes o sitios a los que no se podía acceder a la fecha de las consultas (entre el 30-11-2019 y el 5-12-2019). La elección de este último corpus se debe a que registra en gran medida usos semiformales de la lengua, a menudo cercanos a la oralidad (blogs, foros de comentarios, páginas web de diversa temática).

En el análisis del corpus se han tenido en cuenta varios parámetros relativos al contenido semántico, al funcionamiento pragmático de la construcción y al contexto situacional, siguiendo las propuestas metodológicas de análisis de la atenuación (Albelda et al. 2014), de la evidencialidad (Albelda, 2016; Kotwica, 2018a). Los parámetros de análisis se listan a continuación:

  • 1) tipo de evidencia indirecta: reportativa, folclore;

  • 2) carácter de la fuente indirecta: fuente específica (especificada en el contexto), fuente no específica/ambigua, fuente universal;

  • 3) accesibilidad de la evidencia: evidencia no accesible (privativa), evidencia accesible de acceso restringido (por ejemplo, compartida entre los participantes del evento comunicativo), evidencia universalmente accesible;

  • 4) género discursivo: conversación, entrevista, blog/página web, comentario en un foro;

  • 5) nivel en el que funciona la construcción: monológico (afecta al contenido de la intervención del propio hablante), dialógico (remite a lo dicho por otro interlocutor);

  • 6) grado de integración en el propio enunciado en el que se emplea: integrado, parentético, comentario externo9;

  • 7) posición discursiva respecto al segmento que afecta: integrada, inicial-anterior, intermedia, final-posterior, acto-intervención completa10.

  • 8) contenido de lo dicho en relación con las imágenes de las personas: contenido neutro, contenido que afecta negativamente a las imágenes alguno de los interlocutores participantes en el evento comunicativo, contenido que afecta negativamente a un interlocutor no presente, contenido positivo hacia las imágenes de los interlocutores11;

  • 9a) función de la construcción:

  • - ‘neutra-evidencial’. Se interpreta esta función cuando la construcción sirve principalmente para indicar que la información procede de una fuente ajena,

  • - ‘atenuación’. Se considera que predomina esta función cuando la construcción se utiliza con fines estratégicos de no mostrarse como responsable de lo dicho, en un contexto discursivo en el que existe algún tipo de amenaza a las imágenes de los hablantes (Albelda, 2020),

  • - ‘disociación’. Esta función se asigna a los contextos en los que la construcción analizada se usa para expresar desacuerdo, distanciamiento o crítica hacia la fuente y/o la información (Albelda, 2016);

  • 9b) otras funciones. Durante el análisis, se ha dejado abierta la posibilidad de que exista adicionalmente la función de refuerzo, comprendida como un intento de aumentar la fiabilidad o la aceptación del mensaje. Está relacionada con el carácter intersubjetivo, accesible o compartido de la evidencia (véase la sección 1).

4. Resultados

En total se han obtenido 65 casos de ‘[o] eso dicen’ en los corpus analizados. Su distribución por medio y corpus se ilustra en la Tabla 1:

Tabla 1

Recuento de los casos según el medio y el corpus.

Corpus eso dicen o eso dicen Total (medio)
Medio Oral Val.Es.Co. 2.1 1 0 31 (47,7 %)
CORLEC 2 0
PRESEEA 6 0
COSER 16 0
CORPES XXI 6 0
Escrito Corpus del Español: Web/Dialects 11 23 34 (52,3 %)
Total 42 23 65 (100 %)

Dentro del conjunto de datos analizado, se aprecia una distribución dispar de las dos variantes (con o sin conjunción) en los diferentes medios y corpus. La variante con la conjunción únicamente aparece en la parte escrita del corpus, donde contabilizamos 23 ocurrencias de ‘o eso dicen’. Por su parte, ‘eso dicen’, si bien aparece también en el corpus escrito, es la única variante documentada en los corpus orales12.

Si bien las limitaciones de la muestra analizada no permiten formular conclusiones robustas en cuanto a la relación entre el género discursivo y la incidencia y/o funciones de la construcción, se ha observado que, dentro de los corpus analizados, los géneros más productivos en cuanto a la presencia de ‘[o] eso dicen’ han sido las entrevistas (28 casos), así como los blogs y los comentarios en los foros de internet (30 casos).

4.1. El significado evidencial de ‘[o] eso dicen’

Los resultados de análisis indican que, en cuanto al tipo de evidencialidad, predomina el significado evidencial reportativo (81,5%), aunque también se han constatado usos de evidencialidad de folclore (18,5%). Para las frecuencias, véase la Tabla 2.

Tabla 2

Tipos de significado evidencial y fuentes de información.

Significado evidencial
Reportativo Folclore
Tipo de la fuente Fuente no específica 32 0
Fuente específica 21 0
Fuente universal 0 12
Total

  • 53 (81,5 %;

  • 35eso dicen,

  • 18 o eso dicen)

  • 12 (18,5 %;

  • 7 eso dicen,

  • 5 o eso dicen)

Los ejemplos donde la fuente se hace explícita o se puede reconocer dentro del contexto son menos numerosos que los contextos con una mención ambigua de la fuente. A continuación, citamos fragmentos de los contextos en los que la fuente aparece de manera explícita: ‘o eso dicen los defensores de esta venerable nave’13; ‘eso dicen los que saben de publicidad’14; ‘eso dicen las de... | las mis nueras’15. Se trata, en la mayoría de los casos, de los usos no parentéticos y menos construccionalizados.

En muchos contextos, sin embargo, es imposible adscribir lo que ‘dicen’ a ninguna entidad o grupo de personas concreto, como en (4):

(4)

  • E: este año no vamos atener marisco ¿no? con la marea <simultáneo> negra no vamos a tener marisco </simultáneo>

  • I: <simultáneo> sí eso dicen </simultáneo> <risas = “E”/> (PRESEEA, Madrid, MAD-H23-033)

De todas formas, lo que comparten los usos reportativos es que aluden a cierta fuente externa cuya existencia se presupone en el mundo, aunque su identidad concreta se diluya o se presente de modo tan ambiguo que no pueda reconocerse. Por su parte, en los casos de evidencialidad folclore la fuente realmente pierde la relevancia: se da por supuesto que se trata de una fuente universalmente conocida, el acervo común compartido por, al menos, los interlocutores, pero seguramente también por más personas que conforman la comunidad discursiva. Asimismo, a menudo las piezas de información marcadas por la construcción ‘[o] eso dicen’ con este significado de folclore tienen la forma de verdades generales, a veces incluso fosilizadas en forma de refranes o dichos populares como en (5) ‘(cuanto más alto subes más bajo caes)’ y (6) ‘(es mejor una retirada a tiempo que una victoria)’:

(5) Cuanto más alto subes más bajo caes, eso dicen mirad lo que les pasó a Cesar, a Napoleón, al propio Hitler, a Mussolini y por qué no, a Al Capone (Corpus del Español: Web/Dialects, http://www.papelpsiquico.com/)

(6) I: <simultáneo> supongo </simultáneo> que luego notarás el bajón de <alargamiento/> mmm / <ruido = "chasquido boca"/> de / de la gente <alargamiento/> / de / porque aquella zona ahora hay mucha gente joven <alargamiento/> <observación_complementaria = "fático = E"/> / y gente mayor también que yo ya llevaba que para mí eran / como familia / pero la verdad es que de momento estoy / creo que fue una decisión buena porque mira / es mejor una retirada a tiempo que una / que una <entre_risas> victoria </entre_risas> <risas = "todos"/> ¿o no? /

  • E: eso dicen / sí

  • I: eso dicen (PRESEEA, Santiago de Compostela, SCOM_M33_005)

Con respecto a la accesibilidad de los diferentes tipos de evidencialidad, en el caso de folclore hablamos del grado máximo de acceso universalmente compartido. Por su parte, para reconocer la accesibilidad de las evidencias reportativas, es necesario acudir al contexto y se pueden distinguir dos grados de accesibilidad de las evidencias. Por un lado, evidencias no compartidas o casos en los que no se percibe ningún indicio de que el hablante o los interlocutores reconozcan el carácter compartido de la información. Estos casos suponen un 58,5 % de todos los ejemplos reportativos y se ilustran con el fragmento (7):

(7) Paco en viernes, 7 octubre, 2011 a las 2:49 pm dijo:

  • Hola, yo soy adicto a las patatas fritas y tengo que hacer una corrección. Has puesto en 2º lugar a todas las marcas blancas, y hay algo que las diferencia. Lo sé porque compro las de Hipercor, y no pueden incluirse en esa categoría.

  • Están fabricadas por una empresa vitoriana y fritas con aceite de oliva virgen (o eso dicen). El caso es que están realmente buenas, y además tienen un color muy agradable. Para mí, son las mejores que he probado. Vamos, que las Lays se las pueden ir comiendo ellos…. (Corpus del Español: Web/Dialects, raciondepersonalidad.es)

En el restante 41,5% de los usos reportativos sí que se recupera, dentro de cada contexto concreto, que la información y la evidencia es compartida (o se muestra como tal) al menos entre los interlocutores, si bien no llega a tener el carácter universal como pasa con el folclore, como se aprecia en (8):

(8) H2: Pues eso, por ejemplo... que teniendo una planta del dinero en casa, por ejemplo, cuando llegue la Navidad o cuando llegue una fecha determinada o San Juan o tal, que puede ser beneficioso para la familia, o para quien sea...

H3: Bueno, la planta del dinero, eso dicen, que cuando se tienen [señales horarias radiofónicas] plantas... [duda] una planta de ese tipo en casa pues produce... [duda] digamos bienestar, un cierto grado de bienestar o... o... [duda] procura un grado de bienestar a la familia. Pero... bueno, yo eso... [duda]... No, son supersticiones... (CORLEC, ECON023A)

En el ejemplo anterior (8), la pregunta que hace el hablante H2 indica que ya posee cierta información acerca de los supuestos beneficios de tener la planta del dinero en casa. Al comenzar su respuesta, por medio de ‘eso dicen’ H3 reconoce el carácter externo y compartido de esta información. Sin embargo, no se indica que se trate de una información universalmente compartida por toda la comunidad.

En cuanto a las tendencias generales, la proporción total de las evidencias con algún grado de accesibilidad (sean las de folclore o las reportativas) supone un 52,7%, mientras que las evidencias que hemos juzgado como no compartidas o no accesibles, un 47,7%, por lo que su distribución resulta bastante igualada.

4.2. Modo de integración y patrones discursivos

La mayoría de los casos de ‘[o] eso dicen’ analizados son usos no integrados en el enunciado o parenéticos (55,3%), aunque también se han observado ejemplos de uso dentro de un comentario externo y usos integrados, como se muestra en la Tabla 3.

Tabla 3

Modo de inserción de la construcción ‘[o] eso dicen’ en el discurso.

eso dicen o eso dicen Total
Inserción en el discurso Parentético 23 13 36 (55,3 %)
Comentario externo 11 7 19 (29,2 %)
Integrado 8 3 10 (15,3 %)
Total general 42 23 65 (100 %)

En el ejemplo (9) se observan dos ejemplos de ‘o eso dicen’ parentético:

(9) Casi 57.000 espectadores (o eso dicen) se hicieron presentes este lunes en el Camp Nou para recibir al hombre de los 57 millones (o eso dicen). De lo que podemos estar seguros es de que el Barça ha completado una dura, larga y esperada contratación llamada Neymar, un futbolista con las condiciones y el potencial necesarios para brillar con la camiseta blaugrana, además de toda la repercusión mediática y el negocio que terminará resultando su fichaje, detalles nada menores en el mundo en que vivimos. (Corpus del Español: Web/Dialects, diariosdefutbol.com)

Los ejemplos (10) y (11) representan usos de esta construcción dentro de un comentario externo o metalingüístico hacia lo dicho que opera a nivel extraproposicional y señala, con más o menos ambigüedad, quiénes son los responsables de una aserción:

(10) Es más, una plantilla confeccionada sin Antonio Fernandez, el "autentico" artífice del Sevilla de los títulos...Eso dicen muchos de los gurús que merodean la esfera sevillista...Mucho más después del extraordinario equipo que la temporada pasada hizo en el Málaga. (Corpus del Español: Web/Dialects, almassevillistas.blogspot.com)

(11) Tiny Twitter: cliente en java para el celular. Supuestamente, funciona en todos los teléfonos (o eso dicen en la web). (Corpus del Español: Web/Dialects, blogandweb.com)

Se aprecia que, en este tipo de contextos, la construcción aparece acompañada de del sujeto, de una locución adverbial (‘o al menos eso dicen’, ‘o por lo menos eso dicen’, ‘por lo menos eso dicen’)16, o de algún complemento circunstancial que restringe el acto de decir.

Por otro lado, también se registran contextos en las que esta construcción está integrada en la proposición, como en el ejemplo (12), aunque son los menos frecuentes.

(12) En esta vida sólo una cosa es segura! (y si no pregúntale a Papaito!), o al menos eso dicen algunos, aunque otros lo dudan... (Corpus del Español: Web/Dialects, audioplanet.biz)

A la hora de comentar la posición discursiva de la construcción, resulta de especial interés describirla en relación con el nivel monológico o dialógico en el que actúa. Se entienden estos niveles en relación con el ámbito sobre el que actúa la construcción en cada caso. Se trata de si el pronombre neutro ‘eso’ remite a un segmento de enunciado del mismo hablante, bien en un texto-monólogo, bien dentro de su propia intervención (en una conversación o en una entrevista), o si remite a un acto de habla anterior de otro interlocutor.

Tabla 4

Distribución de los casos con respecto al nivel monológico o dialógico.

eso dicen o eso dicen Total
Nivel en el que opera la construcción Dialógico 20 0 20 (30,7 %)
Monológico 22 23 45 (69,2 %)
65 (100 %)

De acuerdo con los datos de la Tabla 4, únicamente ‘eso dicen’ puede actuar en los dos niveles. Cuando remite a un segmento del habla de un mismo hablante, ocupa típicamente posiciones discursivas finales o intermedias. Cuando remite a enunciados emitidos anteriormente por otra persona (en el nivel dialógico), necesariamente aparece en posición final o posterior del elemento afectado que, en este caso, es un segmento de la intervención del hablante anterior. Al mismo tiempo, la construcción se encuentra en posición inicial o cercana a esta de la intervención reactiva:

(13) H2: Claro... pero el tobillo,

  • H1: [ininteligible] tensión y entonces al hacer así un poco o sea ... se fue a la mierda. [ininteligible] tobillo. Una rotura de tobillo son tres meses. [ininteligible] Además es esa arteria que siempre se jode. [ininteligible]

  • H2: Es mucho más usual que lo otro.

  • H1: Sí y es más fácil de recuperar. Los tobillos los recuperas en cuatro meses.

  • H2: Es... menos tiempo lo otro.

  • H1: Sí, eso dicen. [silencio]

  • H2: La verdad es que ya que te has roto el... (CORLEC, CCON004D)

(14) ya que José María Íñigo dice que en el Vaticano no nace nadie / solo nace el niño Jesús porque claro una vez al año nace ¿no?

  • claro eso dicen (CORPRES XXI; rtve.es: No es un día cualquiera. Forgesmérides. Año y criterio de clasificación: 2002, Medio de difusión: Internet. Tipología: Otros)

La distinción entre la actuación en el nivel monológico frente al dialógico ayuda a establecer una primera diferenciación de las funciones pragmáticas de las construcciones, como se explicará a continuación17.

4.3. Las funciones pragmáticas

Teniendo en cuenta el parámetro del nivel dialógico vs. monológico comentado en la sección 4.2, podría establecerse una división muy general de las funciones de la construcción ‘[o] eso dicen’ y encasillarla en dos puntos de la clasificación de Fernández (2002) a la que ya nos hemos referido anteriormente. Por una parte, cuando ‘[o] eso dicen’ se encuentra en un contexto monológico, entraría en la categoría de las expresiones que operan a nivel textual e introducen otros discursos u otras voces, la función que Fernández (2002) relaciona con la polifonía y la presencia del discurso directo e indirecto. Estos usos también están muy claramente relacionados con la categoría de la evidencialidad indirecta. Por otra parte, cuando se usa en contextos dialógicos, se ubicaría entre las marcas de ‘actitud del locutor hacia el enunciado’, más concretamente, las que se refieren al enunciado ajeno mostrando un acuerdo atenuado18. Con ‘eso dicen’ dialógico, el hablante evita o matiza la aserción señalando que existen ciertas fuentes externas a él mismo (compartidas con el otro interlocutor) a las que se responsabiliza de la certeza de lo dicho. Ahora bien, en cuanto a su valor evidencial indirecto, creemos que este no desaparece por completo en los contextos dialógicos. Lo que ocurre, desde nuestro punto de vista, es que en estos contextos se destaca especialmente la naturaleza compartida del acceso a la evidencia o su carácter intersubjetivo, puesto que se señala ya no tanto que la información procede de una fuente indirecta, sino que se trata de una información conocida y accesible para ambos interlocutores.

De todas formas, no consideramos suficiente guiarnos únicamente por estas tendencias generales en el funcionamiento de ‘[o] eso dicen’, puesto que no reflejan la realidad de su uso en diferentes contextos. Por ejemplo, para entender que se trata de una función atenuante, es necesario que se incurra en una situación de amenaza de las imágenes de las personas (véase, por ejemplo, Albelda & Briz, en prensa; Albelda & Estellés, en prensa) y esto solo se puede juzgar dentro de un contexto específico y, además, no necesariamente es la única función que puede darse. En la Tabla 5 se detallan los resultados en cuanto a las funciones básicas contempladas en la ficha del análisis y en relación con cómo el contenido de lo dicho puede afectar a las imágenes:

Tabla 5

Las principales funciones de la construcción en relación con las imágenes de las personas.

Contenido de lo dicho respecto a las imágenes
Negativo para otros Negativo para algún interlocutor presente No afecta a las imágenes Positivo Total
Función pragmática Atenuación 11 37 0 1 49 (75,4 %)
Disociación 1 8 1 0 10 (15,4 %)
Neutra (evidencial) 0 0 2 0 2 (3 %)
Intensificación 0 0 1 3 4 (6,1 %)
Total 12 45 4 4 65 (100 %)

Se observa que la función predominante es la atenuación (75,4% del total). La presencia de esta función es muy similar en los dos medios analizados (25 ocurrencias en el corpus escrito y 24 ocurrencias en el corpus oral). En todos los casos atenuantes las imágenes de las personas se ven afectadas, especialmente de manera negativa. A continuación, retomamos el ejemplo (1) citado en la introducción, aquí renombrado como (15), en el que se observa la atenuación en un contexto monológico:

(15) - Comerlas entre horas ayuda a evitar que en su lugar comamos cosas menos recomendables como galletas, bollos y similares. O ayudará a reducir su cantidad.

  • - Hay a gente que la fruta con más comida le genera gases. O eso dicen. (Corpus del Español: Web/Dialects, ...cienciaparadelgazar.blogspot.com)

Se trata de un comentario en un foro de internet. El autor del comentario explica cuáles deberían ser las pautas para comer la fruta y mantener buena salud. A la hora de mencionar las flatulencias como un efecto secundario de comer fruta, emplea una formulación impersonal (‘hay a gente que’) y señala que no se trata de una observación personal, sino que es información obtenida de terceros (‘o eso dicen’). De esta manera, a la hora de enfrentarse a un tema incómodo y que podría dañar a su imagen ante los ojos de los otros lectores del foro, atenúa su mensaje y se distancia de lo dicho.

En cuanto al caso en el que hemos marcado el contenido de lo dicho como positivo, se trata de una autoalabanza atenuada (‘cocino bastante y a veces bien’):

(16) Por ejemplo, cocino bastante, y a veces bien, o al menos eso dicen mis hijos, sobre todo cuando les pongo perritos calientes con ketchup, o macarrones -también con ketchup- claro. (Corpus del Español: Web/Dialects, opusdei.es)

Con respecto a los contextos dialógicos, la atenuación tiene lugar en casi todos ellos (19 de los 20). La presencia de la función atenuante (o ‘el acuerdo atenuado’ de Fernández 2002) se confirma en el análisis, puesto que, en primer lugar, ‘eso dicen’ aparece frecuentemente en las intervenciones reactivas matizando las marcas de afirmación (‘sí, eso dicen’; ‘claro, eso dicen’, cfr. ejemplos (13) y (14)), y, en segundo lugar, se detecta la presencia de contenido potencialmente perjudicial hacia las imágenes de los interlocutores o de terceras personas.

La disociación como la función principal se ha interpretado en un 15,4% de los casos y parece tener una mayor incidencia en el corpus escrito (8 ocurrencias) que en el oral (2 ocurrencias). Se reconoce cuando en el contexto aparecen marcas explícitas de que el hablante se muestra escéptico, duda de la certeza de lo dicho por otros o abiertamente niega su veracidad. A falta de dichas marcas de evaluación negativa hacia el contenido de la evidencia y/o la fuente, no consideramos esta función como predominante, si bien sus matices se pueden percibir en muchos contextos con ‘o eso dicen’. Obsérvese un ejemplo en (17), donde las marcas de la evaluación se han subrayado:

(17) I: <tiempo = "54:31"/> los padre<alargamiento/>s / y eso dicen que<alargamiento/> / que si<alargamiento/> / que si la / el trauma de los hijos / con los padres / ¡yo no lo comprendo! / ¡cómo pueden tener trauma ahora! <risas = "E"/> (PRESEEA, Málaga, MALA M32_7171)

La función neutra-evidencial se ha interpretado únicamente en 2 casos del corpus oral donde el uso de ‘[o] eso dicen’ parece motivado por la necesidad de indicar la procedencia de la información y, además, las imágenes no se ven afectadas. Citamos uno de los ejemplos en (18):

(18) E1 : El cabrito mejor, tiene menos grasa, ¿verdad?

  • I1 : Pero ¿ánde los cogemos ahora los cabritos? [RISA]

  • E2 : Claro.

  • E1 : Claro.

  • I1 : Con los que hemos tenío, eso dicen las de... | las mis nueras, que han llegao tarde a la casa. Digo habéis llegado tarde, sí. (Canredondo, COSER-1902_02)

En los dos ejemplos identificados como neutros, ‘eso dicen’ se utiliza en el sentido más literal y, efectivamente, transmite palabras de otras personas reconocibles a partir del contexto.

La función que en la Tabla 5 se marca como ‘intensificación’ se relaciona con 4 ejemplos en los que, bien el contenido de lo dicho es neutro en relación con las imágenes de las personas, bien es positivo. No hemos podido adscribir estos ejemplos a ninguna de las categorías preestablecidas y es que se trata de casos en los que consideramos que el uso de la evidencia indirecta responde a la voluntad de reforzar la fiabilidad de lo dicho u obtener una mayor aceptabilidad del mensaje. Se remite a evidencias de autoridad, aunque, contrariamente a nuestras intuiciones, ninguno de estos casos es una evidencia de folclore. Citamos un ejemplo en (19):

(19) luego encantados de que los oyentes puedan participar y puedan intervenir en el programa // para preguntar aquellas cuestiones que deseen a César Vidal / pero nos podríamos acercar // antes de entrar en la película // eeh / que de hecho va a acaparar casi todos los Óscar / eso dicen las predicciones // al señor Tolkien / y podíamos decir que es un británico // típico (CORPES XXI: CORALES: De la noche al día, 1/2, 15/02/02, Radio Nacional. Año y criterio de clasificación: 2002, Medio de difusión: Otros_corpus. Tipología: Tertulia. 2002)

Finalmente, en cuanto a la variable (9b) y la suposición de que podrían existir otras funciones activadas gracias al carácter intersubjetivo de la construcción, creemos que, en los contextos dialógicos, a menudo se observa la función de refuerzo intersubjetivo de la interacción. En el estudio de De Cock (2013), una función similar en marcadores con ‘eso’ se relacionaría especialmente con la presencia del pronombre demostrativo y en nuestro caso, además del pronombre, se relaciona con el carácter compartido de la evidencia introducida por medio de ‘eso dicen’. Aunque, como hemos dicho, en estos contextos casi siempre se detecta una función atenuante, al mismo tiempo se percibe una voluntad de mostrar solidaridad o complicidad con el interlocutor o una actitud positiva hacia la interacción. Esta función sobresale especialmente en aquellos contextos donde ‘eso dicen’ se emplea a modo de eco, como en el ejemplo (6) citado anteriormente o el (20):

(20) I1 : Sí, todo, ha cambiao todo. Porque el ganao, se conoce que se gobierna mejor, se le da mejor de comer y está en otras condiciones, sí.

  • I2 : Y, y no sé si incluso, porque algunos sensibles [A-Inn]

  • I1 : Sí, sí, sí, si algunos, si algunos pastores, sí, eso dicen.

  • I2 : Eso dicen. Yo | nosotros no estamos al ajo de eso y no, no sabemos decir bien, bien las cosas. (Gabiria, COSER-2004_01)

Conclusiones

El análisis de la construcción ‘[o] eso dicen’ en varios corpus orales y escritos arroja algunos datos interesantes acerca de cómo esta construcción se comporta en el español actual. Se ha comprobado que esta construcción transmite significados evidenciales indirectos que pueden ser aprovechados, de manera estratégica, para realizar diversas funciones pragmáticas, tales como la atenuación o la disociación. En el análisis se ha podido comprobar que la construcción introduce significado evidencial reportativo en la mayoría de los casos (81,5%), aunque también puede marcar información procedente de la sabiduría general, esto es, la evidencialidad de folclore (18,5%). Un análisis más detallado acerca del tipo de fuentes indirectas a las que remite ‘[o] eso dicen’ revela, además, que con más asiduidad alude a fuentes poco concretas y no específicas. En cuanto al grado de la accesibilidad de las evidencias, aparte de los casos de acceso universal (el folclore), también se han detectado diferentes grados de acceso compartido en las evidencias reportativas (en un 33,8% del total de los contextos analizados) que remiten a conocimientos que se presuponen comunes, al menos, para los interlocutores participantes en un evento comunicativo.

En cuanto a las funciones de ‘[o] eso dicen’, destaca una función atenuante (75,4%), también se observan casos de disociación (15,4%) mientras que usos neutros son muy esporádicos. Esto indica que, en términos generales, ‘[o] eso dicen’ predominantemente se emplea en el discurso con una intención estratégica de atenuar en aquellos contextos en los que las imágenes de los hablantes se ven expuestas a riesgos. Se ha valorado, asimismo, la posibilidad de que el alto grado de intersubjetividad (carácter compartido de evidencias) en ‘[o] eso dicen’ lleve a activar algún efecto de refuerzo de la información presentada. Sin embargo, el refuerzo argumentativo (debido a mencionar una fuente de autoridad, aunque no siempre la universalmente compartida) únicamente se observó en un 6,1% de los usos. Por su parte, cuando la construcción se emplea en contextos dialógicos, hemos constatado que, además de atenuar el acuerdo y la respuesta afirmativa del hablante, crea un efecto de complicidad o refuerzo de los vínculos entre los interlocutores que se debe a que se convoca una evidencia intersubjetiva o compartida entre ambos. En este sentido, ha resultado crucial establecer una distinción entre los usos monológicos y los dialógicos, pues su comportamiento pragmático es distinto, tal como sospechábamos al inicio de este trabajo.

En cuanto a la tipología de los corpus analizados, se ha comprobado una total ausencia de la variante con la conjunción en los corpus orales: ‘o eso dicen’ aparece únicamente en el corpus escrito y no se observa en contextos dialógicos.

Finalmente, aunque no era este el objetivo central del trabajo, creemos haber demostrado que ‘[o] eso dicen’ es una construcción con cierto grado de fijación no solo en la forma, sino también en sus funciones en el discurso que van más allá de su significado literal. En concreto, ‘[o] eso dicen’ indica que el segmento de información al que marca (anafóricamente) ha de interpretarse como procedente de las fuentes externas al propio hablante: sea una fuente indirecta concreta (reportativa) o de carácter universal y compartido (folclore).

Referencias Bibliográficas

1 

Aikhenvald, A.Y. (2004). Evidentiality. Oxford: Oxford University Press.

A.Y. Aikhenvald 2004EvidentialityOxfordOxford University Press

2 

Albelda, M. (2016). Estableciendo límites entre la evidencialidad y la atenuación en español. En R. González, D. Izquierdo & O. Loureda (Eds.),La evidencialidad en español. Teoría y descripción (pp. 75-102). Madrid/Frankfurt: Iberoamericana/Vervuert.

M Albelda 2016Estableciendo límites entre la evidencialidad y la atenuación en español R. González D. Izquierdo La evidencialidad en español. Teoría y descripción75102Madrid/FrankfurtIberoamericana/Vervuert

3 

Albelda, M. (2018). ¿Atenuación del compromiso del hablante?: El caso de los evidenciales “por lo visto” y “se ve que”. RILCE: Revista de Filología Hispánica, 34(3), 1179-1214.

M Albelda 2018¿Atenuación del compromiso del hablante?: El caso de los evidenciales “por lo visto” y “se ve que”RILCE: Revista de Filología Hispánica34311791214

4 

Albelda, M. (2020). On the mitigating function of the Spanish evidential se ve que. Corpus Pragmatics, 4(1), 83-106.

M Albelda 2020On the mitigating function of the Spanish evidential se ve queCorpus Pragmatics4183106

5 

Albelda, M. & Briz, A. (en prensa). Atenuación e intensificación. En M. V. Escandell, J. Amenós & A. Ahern (Eds.), Pragmática. Madrid: Akal.

M. Albelda A. Briz en prensaAtenuación e intensificación M. V. Escandell J. Amenós A. Ahern PragmáticaMadridAkal

6 

Albelda, M. & Cestero, A. M. (2011). De nuevo, sobre los procedimientos de atenuación lingüística. Español actual, 96, 9-40.

M. Albelda A. M. Cestero 2011De nuevo, sobre los procedimientos de atenuación lingüísticaEspañol actual96940

7 

Albelda, M. & Estellés, M. (2018). Introduction to the special issue: Discourse approaches to evidentiality. Pragmatics and Society, 9(3), 333-339.

M. Albelda M. Estellés 2018Introduction to the special issue: Discourse approaches to evidentialityPragmatics and Society93333339

8 

Albelda, M. & Estellés, M. (en prensa). Mitigation revisited. An operative and integrated definition of the pragmatic concept, its strategic values and its linguistic expression. Journal of Pragmatics.

M. Albelda M. Estellés en prensaMitigation revisited. An operative and integrated definition of the pragmatic concept, its strategic values and its linguistic expressionJournal of Pragmatics

9 

Albelda, M., Briz, A., Cestero, A. M., Kotwica, D. & Villalba, C. (2014). Ficha metodológica para el análisis pragmático de la atenuación en corpus discursivos del español (ES.POR.ATENUACIÓN). Oralia, 17, 7-62.

M. Albelda A. Briz A. M. Cestero D. Kotwica C. Villalba 2014Ficha metodológica para el análisis pragmático de la atenuación en corpus discursivos del españolES.POR.ATENUACIÓNOralia17762

10 

AnderBois, S. (2014). On the exceptional status of reportative evidentials. Proceedings of SALT, 24, 234-254.

S AnderBois 2014On the exceptional status of reportative evidentialsProceedings of SALT24234254

11 

Bermúdez, F. (2005). Evidencialidad. La codificación lingüística del punto de vista. Tesis doctoral, Universidad de Estocolmo, Estocolmo, Suecia.

F Bermúdez 2005Evidencialidad. La codificación lingüística del punto de vistadoctoralUniversidad de EstocolmoEstocolmo, SueciaEstocolmo, Suecia

12 

Briz, A. (1998). El español coloquial en la conversación. Esbozo de pragmagramática. Barcelona: Ariel.

A Briz 1998El español coloquial en la conversación. Esbozo de pragmagramáticaBarcelonaAriel

13 

Briz, A. (2016). Evidencialidad, significados pragmáticos y partículas discursivas en español. Sobre la intensificación tácticamente evidencial. En R. González Ruiz, D. Izquierdo Alegría & Ó. Loureda (Eds.), La evidencialidad en español: Teoría y descripción (pp. 103-127). Frankfurt am Main: Iberoamericana Vervuert.

A Briz 2016Evidencialidad, significados pragmáticos y partículas discursivas en español. Sobre la intensificación tácticamente evidencial R. González Ruiz D. Izquierdo Alegría Ó. Loureda La evidencialidad en español: Teoría y descripción103127Frankfurt am MainIberoamericana Vervuert

14 

Briz, A. & Pons, S. (2010). Unidades, marcadores discursivos y posición. En O. Loureda & E. Acín (Eds.), Los estudios sobre marcadores del discurso, hoy (pp. 523-557). Madrid: Arco/Libros.

A. Briz S. Pons 2010Unidades, marcadores discursivos y posición O. Loureda E. Acín Los estudios sobre marcadores del discurso, hoy523557MadridArco/Libros

15 

Briz, A. & Albelda, M. (2013). Una propuesta teórica y metodológica para el análisis de la atenuación lingüística en español y portugués. La base de un proyecto común (ES.POR.ATENUACIÓN). Onomazéin, 28, 288-319.

A. Briz M. Albelda 2013Una propuesta teórica y metodológica para el análisis de la atenuación lingüística en español y portugués. La base de un proyecto comúnES.POR.ATENUACIÓNOnomazéin28288319

16 

Cabedo, A. & Figueras, C. (2018). Evidentiality in discourse. En C. Figueras & A. Cabedo (Eds.), Perspectives on evidentiality in Spanish (pp. 1-24). Ámsterdam: John Benjamins.

A. Cabedo C. Figueras 2018Evidentiality in discourse C. Figueras A. Cabedo Perspectives on evidentiality in Spanish124ÁmsterdamJohn Benjamins

17 

Caffi, C. (1999). On mitigation. Journal of Pragmatics, 31, 881-909.

C Caffi 1999On mitigationJournal of Pragmatics31881909

18 

Caffi, C. (2007). Mitigation. Oxford: Elsevier.

C Caffi 2007MitigationOxfordElsevier

19 

Cornillie, B. (2007). Evidentiality and epistemic modality in Spanish (semi-) uxiliaries. A cognitive-functional approach. Berlín, Nueva York: Mouton de Gruyter.

B Cornillie 2007Evidentiality and epistemic modality in Spanish (semi-) uxiliaries. A cognitive-functional approachBerlín, Nueva YorkMouton de Gruyter

20 

Cornillie, B. (2016). Las lecturas evidenciales de los verbos (semi)auxiliares en español. En R. González Ruiz, D. Dámaso Izquierdo & Ó. Loureda (Eds.), La evidencialidad en español: Teoría y descripción (pp. 227-250). Frankfurt am Main: Iberoamericana Vervuert.

B Cornillie 2016Las lecturas evidenciales de los verbos (semi)auxiliares en español R. González Ruiz D. Dámaso Izquierdo Ó. Loureda La evidencialidad en español: Teoría y descripción227250Frankfurt am MainIberoamericana Vervuert

21 

De Cock, B. (2013). Entre distancia, discurso e intersubjetividad: Los demostrativos neutros en español. Anuario de Letras, 1(2), 5-36.

B De Cock 2013Entre distancia, discurso e intersubjetividad: Los demostrativos neutros en españolAnuario de Letras12536

22 

Estellés, M. (2020). The evolution of parliamentary debates in light of the evolution of evidentials. Al parecer and por lo visto in 40 years of parliamentary proceedings from Spain. Corpus Pragmatics, 1-24.

M Estellés 2020The evolution of parliamentary debates in light of the evolution of evidentials. Al parecer and por lo visto in 40 years of parliamentary proceedings from SpainCorpus Pragmatics124

23 

Estellés, M. & Albelda, M. (2018). On the dynamicity of evidential scales. Pragmatic indirectness in evidentiality as a rhetoric strategy in academic and political discourse. En C. Figueras & A. Cabedo (Eds.), Perspectives on evidentiality in Spanish. Explorations across genres (pp. 25-49). Ámsterdam: John Benjamins.

M. Estellés M. Albelda 2018On the dynamicity of evidential scales. Pragmatic indirectness in evidentiality as a rhetoric strategy in academic and political discourse C. Figueras A. Cabedo Perspectives on evidentiality in Spanish. Explorations across genres2549ÁmsterdamJohn Benjamins

24 

Estellés, M. & Pons, S. (2009). Expressing digression linguistically. Do digressive markers exist? Journal of Pragmatics, 41(5), 931-936.

M. Estellés S. Pons 2009Expressing digression linguistically. Do digressive markers exist?Journal of Pragmatics415931936

25 

Estrada, A. (2008). ¿Reforzador o atenuador? “Evidentemente” como adverbio evidencial en el discurso académico escrito. Sintagma: Revista de Lingüística, 127, 37-52.

A Estrada 2008¿Reforzador o atenuador? “Evidentemente” como adverbio evidencial en el discurso académico escritoSintagma: Revista de Lingüística1273752

26 

Fernández, C. (2002). Expresiones metalingüísticas con el verbo decir. A Coruña: Universidade da Coruña-Servicio de Publicaciones.

C. Fernández 2002Expresiones metalingüísticas con el verbo decirA CoruñaUniversidade da Coruña-Servicio de Publicaciones

27 

González Vázquez, M. (2016). La naturaleza y función de la evidencialidad en español. En R. González Ruiz, D. Dámaso Izquierdo & Ó. Loureda Lamas (Eds.), La evidencialidad en español: Teoría y descripción (pp. 49-74). Frankfurt am Main: Iberoamericana Vervuert.

M González Vázquez 2016La naturaleza y función de la evidencialidad en español R. González Ruiz D. Dámaso Izquierdo Ó. Loureda Lamas La evidencialidad en español: Teoría y descripción4974Frankfurt am MainIberoamericana Vervuert

28 

Grupo Val.Es.Co. (2014). Las unidades del discurso oral. La propuesta Val.Es.Co. de segmentación de la conversación (coloquial). Estudios de Lingüística del Español, 35(1), 11-71.

Grupo Val.Es.Co. 2014Las unidades del discurso oral. La propuesta Val.Es.Co. de segmentación de la conversación (coloquial)Estudios de Lingüística del Español3511171

29 

Kotwica, D. (2018a). Propuesta metodológica para el análisis de evidencialidad en el discurso científico. Estudios de Lingüística Universidad de Alicante, Anexo IV, 197-212.

D Kotwica 2018Propuesta metodológica para el análisis de evidencialidad en el discurso científicoEstudios de Lingüística Universidad de AlicanteIV197212

30 

Kotwica, D. (2018b). Exploring evidentiality in Spanish. Biology articles (1850-1920) Intersubjectivity and accessibility of evidences. En C. Figueras & A. Cabedo (Eds.), Perspectives on Evidentiality in Spanish: Evidentiality and Genre (pp. 49-71). Ámsterdam: John Benjamins.

D Kotwica 2018Exploring evidentiality in Spanish. Biology articles (1850-1920) Intersubjectivity and accessibility of evidences C. Figueras A. Cabedo Perspectives on Evidentiality in Spanish: Evidentiality and Genre4971ÁmsterdamJohn Benjamins

31 

Kotwica, D. (2019). Valores evidenciales de o eso dicen. Pragmalingüística, 17, 71-89.

D Kotwica 2019Valores evidenciales de o eso dicenPragmalingüística177189

32 

Lazard, G. (2001). On the grammaticalization of evidentiality. Journal of Pragmatics, 33, 359-367.

G Lazard 2001On the grammaticalization of evidentialityJournal of Pragmatics33359367

33 

Marín-Arrese, J. I. (2013). Stancetaking and inter/subjectivity in the Iraq Inquiry: Blair vs. Brown. En J. I. Marín-Arrese, M. Carretero & J. Arús Hita (Eds.), English Modality (pp. 411-445). Berlín/Boston: De Gruyter Mouton.

J. I. Marín-Arrese 2013Stancetaking and inter/subjectivity in the Iraq Inquiry: Blair vs. Brown J. I. Marín-Arrese M. Carretero J. Arús Hita English Modality411445Berlín/BostonDe Gruyter Mouton

34 

Martín Miñana, P. (2018). Los demostrativos en la conversación coloquial: Su uso en el español y catalán de Valencia. Actas do XIII Congreso Internacional de Lingüística Xeral, Vigo , 592-599.

P Martín Miñana 2018Los demostrativos en la conversación coloquial: Su uso en el español y catalán de ValenciaActas do XIII Congreso Internacional de Lingüística XeralVigo592599

35 

Nuyts, J. (2001). Subjectivity as an evidential dimension in epistemic modal expressions. Journal of Pragmatics, 33, 383-400.

J Nuyts 2001Subjectivity as an evidential dimension in epistemic modal expressionsJournal of Pragmatics33383400

36 

Nuyts, J. (2012). Notions of (inter)subjectivity. English Text Construction, 5(1), 53-76.

J Nuyts 2012Notions of (inter)subjectivityEnglish Text Construction515376

37 

Olza, I. (2013). Marcadores de unidades fraseológicas y actitudes de enunciación en la argumentación periodística. En I. Olza & E. Manero Richard (Eds.), Fraseopragmática (pp. 185-227). Frank & Timme.

I Olza 2013Marcadores de unidades fraseológicas y actitudes de enunciación en la argumentación periodística I. Olza E. Manero Richard Fraseopragmática185227Frank & Timme

38 

Pérez Álvarez, B. E. (2014). Funciones discursivas de esto, eso y aquello en un corpus oral. Anuario de letras, lingüística y filología, 2(1), 103-140.

B. E. Pérez Álvarez 2014Funciones discursivas de esto, eso y aquello en un corpus oralAnuario de letras, lingüística y filología21103140

39 

Torrent, A. (2014). Inventario de las locuciones evidenciales del español. Romanistik in Geschichte Und Gegenwart, 20(2), 125-185.

A Torrent 2014Inventario de las locuciones evidenciales del españolRomanistik in Geschichte Und Gegenwart202125185

40 

Traugott, E. C. (2003). From subjectification to intersubjectification. En R. Hickey (Ed.), Motives for language change (pp. 134-139). Cambridge: Cambridge University Press.

E. C. Traugott 2003From subjectification to intersubjectification R. Hickey Motives for language change134139CambridgeCambridge University Press

41 

Whitt, R. (2011). (Inter)Subjectivity and evidential perception verbs in English and German. Journal of Pragmatics, 43, 347-360.

R Whitt 2011(Inter)Subjectivity and evidential perception verbs in English and GermanJournal of Pragmatics43347360

42 

Willett, T. (1988). A Cross-Linguistic Survey of the Grammaticalization of Evidentiality. Studies in Language, 12, 51-97.

T Willett 1988A Cross-Linguistic Survey of the Grammaticalization of EvidentialityStudies in Language125197

Referencias de los corpus consultados

43 

Davies, M. (Dir.) (2020). Corpus del Español: Web/Dialects [en línea]. Disponible en: https://www.corpusdelespanol.org/web-dial/

M Davies 2020Corpus del Español: Web/Dialectsen línea https://www.corpusdelespanol.org/web-dial/

44 

Fernández-Ordóñez, I. (Dir.) (2005). Corpus Oral y Sonoro del Español Rural [en línea]. Disponible en:Disponible en: www.corpusrural.es [10.12.2019] ISBN 978-84-616-4937-2

I Fernández-Ordóñez 2005Corpus Oral y Sonoro del Español Ruralen líneaDisponible en: www.corpusrural.es 10.12.2019978-84-616-4937-2

45 

Marcos Marín, F. (dir.) (2020). CORLEC: Corpus oral de referencia del español contemporáneo [en línea]. Disponible en: http://www.lllf.uam.es/ESP/Info%20Corlec.html

F Marcos Marín 2020CORLEC: Corpus oral de referencia del español contemporáneoen línea http://www.lllf.uam.es/ESP/Info%20Corlec.html

46 

Pons, S. (2019).Corpus Val.Es.Co 2.1 [en línea]. Disponible en: http:/www.valesco.es/corpus

S Pons 2019Corpus Val.Es.Co 2.1en línea http:/www.valesco.es/corpus

47 

PRESEEA (2014-). Corpus del Proyecto para el estudio sociolingüístico del español de España y de América [en línea]. Disponible en: http://preseea.linguas.net

PRESEEA 2014Corpus del Proyecto para el estudio sociolingüístico del español de España y de Américaen línea http://preseea.linguas.net

48 

Real Academia Española (2020). Corpus del Español del Siglo XXI (CORPES) [en línea]. Disponible en: https://www.rae.es/recursos/banco-de-datos/corpes-xxi

Real Academia Española 2020Corpus del Español del Siglo XXI (CORPES)en línea https://www.rae.es/recursos/banco-de-datos/corpes-xxi

Nota

1 Financial disclosure Esta investigación se ha realizado en el marco del proyecto postdoctoral APOSTD/2019/161 financiado por la Generalitat Valenciana y el Fondo Social Europeo. También ha contado con el apoyo del proyecto Es.Vag.Atenuación: La atenuación pragmática en su variación genérica: géneros discursivos escritos y orales en el español de España y América (referencia FFI2016-75249-P).

2 Los ejemplos del Corpus del Español se citan de manera literal y se mantienen las grafías originales.

3 De acuerdo con la clasificación de las unidades del discurso oral del grupo Val.Es.Co., “Las intervenciones reactivas suelen ser respuestas, conformidades, valoraciones, excusas o concesiones a lo anterior y, en general, son manifestaciones de acuerdo o desacuerdo, de aceptación, rechazo o aprobación, derivadas de las intervenciones iniciativas anteriores.” (Val.Es.Co., 2014: 19).

4 A continuación citamos el rico repertorio de obras consultadas por Fernández (2002): Beinhauer, Werner (1964 [1978]): El español coloquial, Gredos, Madrid; Buitrago Jiménez, Alberto (1995), Diccionario de dichos y frases hechas, Espasa-Calpe, Madrid; Corpas, Gloria (1996): Manual de fraseología española, Gredos, Madrid; Seco, Manuel et al. (1999): Diccionario del español actual, Aguilar, Madrid (DEA); Real Academia Española (1992): Diccionario de la lengua española, 21ª edición, Espasa-Calpe, Madrid. (DRAE); Moliner, María (1966-1967): Diccionario de uso del español, Gredos, Madrid. (DUE); Fuentes Rodríguez, Catalina y Esperanza Alcaide Lara (1996): La expresión de la modalidad en el habla de Sevilla, Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento de Sevilla; Gran diccionario de la lengua española (1996), Larousse, Barcelona; Vigara Tauste, Ana María (1992), Morfosintaxis del español coloquial, Gredos, Madrid.

5 ‘Eso’ representa casi un tercio de la totalidad de los demostrativos utilizados en el corpus analizado por la citada autora, quien concluye que esta alta frecuencia se podría explicar por la versatilidad de este demostrativo (puede funcionar como deíctico anafórico o catafórico, realizar funciones de conexión textual o comunicativa) (Martín Miñana, 2018). Por su parte, en el estudio de Pérez Álvarez (2014), las frecuencias del uso de ‘esto’ y ‘eso’ son más equilibradas (se trata de un corpus oral compuesto por diversos géneros más o menos formales).

6 Cita completa: “Intersubjectivity is the explicit expression of the SP/ W’s [speaker/writer] attention to the ‘self ’ of the addressee/ reader in both an epistemic sense (paying attention to their presumed attitudes to the content of what is said), and in a more social sense (paying attention to their ‘face’ or ‘image needs’ associated with social stance and identity)” (Traugott, 2003: 18, citado en De Cock 2013: 14).

7 Se trata del corpus-muestra disponible en la página electrónica http://preseea.linguas.net/Corpus.aspx. Se ha limitado la búsqueda a las localidades correspondientes a muestras de español europeo.

8 Se ha filtrado el corpus por el criterio geográfico (se ha incluido únicamente el español de España) y por el medio (español oral).

9 Se refiere a aquellos casos en los que ‘[o] eso dicen’ aparece junto al sujeto o un complemento, por ejemplo, ‘eso dicen todos los científicos’, ‘o eso dicen por allí’, etc. y todo este segmento se encuentra no integrado en la proposición principal, a modo de comentario.

10 Se mide respecto al segmento discursivo afectado por la construcción, siguiendo las ideas expuestas en Albelda et al. (2014: 26-27).

11 Para más información sobre las variables 7 y 8, consúltese la ficha de atenuación de Albelda et al. (2014).

12 Cabe tener en cuenta que las frecuencias ilustradas en la Tabla 1 no se han relativizado por el número de palabras que contiene cada parte del corpus analizado, por limitaciones propios de algunos corpus. Asimismo, las ideas acerca de la distribución de las construcciones no pueden generalizarse más allá que para los corpus estudiados en este trabajo.

13 Corpus del Español: Web/Dialects, danielmarin.blogspot.com

14 Corpus del Español: Web/Dialects, nonperfect.com

15 Canredondo, COSER-1902_02

16 Todas las ocurrencias con locuciones proceden de la parte escrita del corpus. Están incluidas en el cómputo total de la Tabla 1 dentro de la casilla de ‘eso dicen (por lo menos eso dicen)’ y ‘o eso dicen (o al menos eso dicen, o por lo menos eso dicen)’.

17 Existen varios estudios en los que se demuestra la relevancia de la posición discursiva de diversos elementos de la lengua (partículas discursivas, locuciones) para reconocer las diferentes funciones que desarrollan (por ejemplo, Fernández, 2002; Estellés & Pons, 2009; Briz & Pons, 2010; entre otros).

18 La fórmula fija de acuerdo atenuado que registra Fernández (2002) es ‘no digo que no’. Con ‘no digo que no’, la función atenuante se activa gracias al fenómeno de la lítote y porque indica que “el hablante no está totalmente seguro de la aserción, bien porque el enunciado de su interlocutor es una suposición (...), o bien porque no cree totalmente en lo que dice y no quiere comprometerse.” (Fernández, 2002: 462). Por su parte, las fórmulas ‘eso digo yo’, ‘lo mismo digo’, ‘ni que decir tiene’, etc., funcionarían en el sentido opuesto, esto es, indicando un acuerdo intensificado (Fernández, 2002).



Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Revista Signos. Estudios de Lingüística

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.